domingo, 7 de noviembre de 2010

La conectividad, el gran problema de México

Una de las discusiones más recurentes que se dan dentro de la industria turística mexicana, es la gran falta de conectividad que existe en el país, pero sobretodo, la incapacidad de las autoridades para darle solución a este problema.

La precaria conectividad que existe entre destinos es uno de los elementos que desde hace muchos años ha impedido un mayor crecimiento de muchas regiones turísticas en el país, más allá de lugares como Cancún, Puerto Vallarta o Los Cabos.

Destinos como Chihuahua, Durango y Zacatecas en el norte o Chiapas, Oaxaca, Yucatán en el sur no han podido lograr un desarrollo turístico importante a pesar de su gran potencial, debido en gran parte a que llegar hasta ellos resulta complicado y excesivamente caro.

Es inaudito que en un país de dos millones de kilómetros cuadrados no exista una buena cantidad de aerolíneas regionales que se dediquen a conctar los estados del norte, los del centro y los del sur sin necesidad de tener que volar a la Ciudad de México.

Parece broma (aunque es una tirste realidad) que una persona que se encuentra en Nuevo León y quiere transportarse a Sinaloa, sin utilizar la carretera, tenga que volar a la ciudad de México y luego tomar otro vuelo hacia su destino final, siendo que los dos son estados del norte del país.

Esta trevesía resulta una ennorme pérdida de tiempo y un gran gasto que pocos pueden costear si se consideran las altas tarifas de las aerolíneas mexicanas.

Por otro lado, el abandono sistemático del tren ha sido uno de los más grandes errores del gobierno mexicano si se toma encuenta la enorme cantidad de territorio con la cuenta el país. El desarrollo en materia de turismo que durante muchos años ha experimentado Europa, se debe en buena medida a este medio de trasnporte que en México tiramos al olvido.

Cómo es posible que en el Viejo Continente sea tan fácil llegar de un país a otro de una manera rápida y eficiente y en México sea tan complicado cambiar simplemente de estado.

¿No sería buena idea rescatar el tren para darle un gran impulso a la industria turística mexicana? en vez de seguir a merced de los caprichos de algunas líneas aéreas (no todas) que se dan el lujo de poner los precios que se les pega la gana porque saben que no existe otra opción de transporte.

Mientras el Gobierno Federal y la Secretaría de Turismo no se pongan a pensar en estrategias que realmete impacten el crecimeiento del país seguiremos sumidos en la mediocridad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More