lunes, 29 de noviembre de 2010

Medellín, una ciudad con mucho corazón

Edgar Rogelio Reyes.
peon_e3@yahoo.com.mx

Muchas cosas han cambiado, Medellín ya no es más aquella ciudad prácticamente secuestrada por delincuentes y grupos guerrilleros, y ahora esta capital comienza a vivir una nueva etapa de su historia, marcada por un profundo orgullo de ser colombiana.

El sinuoso camino que conduce desde el aeropuerto hasta la ciudad de Medellín, provoca que la mente se extravíe sin querer, y vuelvan a ti ciertos pensamientos. Recordaba que desde muy joven crecí con la imagen de una Colombia, conflictiva, devastada y asolada por el narcotráfico, escuchando de bombas y de fuerzas armadas revolucionarias que combatían con paramilitares, de secuestros y de reivindicaciones.

Ahora que me encuentro aquí, no puedo evitar sentir un pequeño dejo de incertidumbre, después de todo, dicen que no hay peor cosa que enfrentarse a una realidad que no conoces, pues estás a merced de todos tus prejuicios.

Sin embargo, conforme el camino se prolonga, no existe nada que me haga mantenerme particularmente alerta, el pensamiento se disipa y la mirada se pierde en la carretera. Luego de casi 30 minutos de recorrido, el camino comienza a bajar para adentrarse en el valle que desde hace siglos alberga a la segunda ciudad más importante de Colombia.

Siempre supe que aquella imagen que tuve durante mucho tiempo en mi mente, no sería muy parecida a la que encontraría al llegar por primera vez a este país, sin embargo, la frase que un maestro de la universidad repetía casi como una muletilla, dio vueltas en mi cabeza durante muchos minutos, “no existe cosa más confrontante que un mito que se destroza”; y eso es justamente lo que pasa con Colombia.......Continúa en CRONICAS DE VIAJE

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More