martes, 28 de diciembre de 2010

Cosas de cine y turismo parte I

Édgar Rogelio Reyes
No cabe la menor duda de que el cine y el turismo han sabido hacer en los últimos años una mancuerna más que exitosa. Revisando alguna información sobre Inglaterra, me encontré con la novedad de que ahora en la Gran Bretaña han comenzado a promocionar (incluso con ayuda del Ministerio de Turismo) recorridos turísticos por algunos de los lugares donde se han filmado las películas del mundialmente famoso Harry Potter.
Sin duda este fenómeno ya no resulta extraño, pues existen varios ejemplos de tours que se han creado con el simple objetivo de saciar los vehementes deseos de miles de fanáticos que mueren por conocer los lugares donde transcurren las vidas de sus idolatrados personajes.
Baste recordar el recorrido que se creó hace tan sólo un par de años en la Ciudad de Nueva York- y que debe de seguir existiendo- con motivo de la premier de la película “Sex and the City”  o Sexo en la Ciudad, por el cual miles de mujeres de los Estados Unidos y quizá alguna que otra llegada de más lejos, pagaron un boleto de avión para estar en la Gran Manzana.
Las posibilidades eran variadas, las fanáticas podían arrivar en autobús o limusina hasta los mismísimos lugares donde Sarah Jessica Parker y compañía hacían de las suyas, mientras entretejían una complicada red de historias en torno a sus vidas amorosas.
Sitios como el hotel Plaza de la Quinta Avenida, el Oak Bar y la pequeña sala de cine Paris Movie, se convirtieron en sitios tan renombrados como el mismo Empire State, la Estatua de la Libertad o Central Park.
Se calcula que semanalmente un promedio de 1,000 turistas acudieron a tan socorrido recorrido, un tercio de los cuales eran extranjeros. No es nuevo que las agencias de viajes ofrezcan a sus clientes este tipo de productos, de hecho, los tours por escenarios de películas o series, tiene ya algunos años conformando el portafolio de productos de las agencias, sobretodo de Estados Unidos.
Lo que resulta digno de tomarse un tiempo para pensar, es lo exitoso que ha resultado el fenómeno en materia turística, tanto, que ahora hasta los mismos ministerios de turismo se toman el tiempo para promover este tipo de tours.
Es cierto, muchos podrán decir que el cine siempre ha cumplido con esta labor de promotor involuntario del turismo, pero hasta donde yo recuerdo, son pocos los casos en los que una película por si sola logra atraer a tantos miles de visitantes a un solo destino.
Ahora veamos cómo le va al buen Harry Potter. Supongo que bastante bien.

1 comentarios:

Antonio dijo...

Tal cual como indica el artículo. Hoy día las industrias que se encuentran dentro del rubro turístico (hoteles, agencias de viajes, y otros que no se vienen ahora a la cabeza) han encontrado un excelente mercado para quienes, aficionados al cine o a las películas las cuales hollywood han creado como parámetros de necesidad de consumo, deseen degustar de este tipo de propuestas a la hora de vacacionar. Las necesidades de consumo han venido bien a estas industrias que están para bienes así como a todos los sectores a quienes les toque por a o b motivos (como sea la comunidad o empresas que se ven con la necesidad de expandirse por este fenómeno).

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More