domingo, 19 de diciembre de 2010

El gran problema de las llamadas telefónicas en los hoteles

Édgar Rogelio Reyes
A lo largo de muchos años de dedicarme a esto de viajar, me sigo encontrando una y otra vez con un problema que pareciera tener tintes de enfermedad y de esas contagiosas; me refiero a las llamadas telefónicas de en los hoteles, o mejor dicho, a las excesivas cuentas de las llamadas telefónicas que muchos turistas se ven obligados a pagar por hacer uso de este servicio.
Digo que este problema tiene tintes de enfermedad porque pasan los años y sigo encontrándome una y otra vez (por fortuna cada vez menos) con personas en los mostradores de los hoteles, peleando por las exageradas cuentas que se cobran, en ocasiones por llamadas de unos cuantos minutos.
Personas indignadas, y con toda razón, por el abuso de muchos hoteles, sea cual sea la categoría, que pretenden cobrar tarifas escandalosas por llamadas que muchas veces tienen una calidad pésima, especialmente si dicha llamada es internacional.
Lo anterior me ha llevado a pensar el por qué nunca se ha escrito un Decálogo de las cosas que Jamás debes hacer durante un viaje, (ya trabajo en el) cuyo primer mandamiento sea “jamás hagas llamadas telefónicas desde el hotel”.

¡Y es que señores¡ y señoras por supuesto, existen muchas alternativas mejores para evitar estos penosos episodios. La primera, aunque parece ser la que menos se le ocurre a los turistas, es utilizar los teléfonos públicos.

Muchos, por no decir todos los aparatos telefónicos en el mundo, tienen una pequeña placa con las instrucciones para hacer llamadas internacionales, y créanme, no es tan complicado, siempre y cuándo conozcas bien los códigos correctos de marcación de cada país y ciudad.

Esto les ahorrará muchos dolores de cabeza, y con el equivalente a un dólar y medio (seis monedas de veinticinco centavos), en el caso de Estados Unidos, pueden hacer perfectamente una  llamada para avisar que están bien y dar toda la información pertinente.

La segunda alternativa, aunque esta es un poco más engorrosa pero igualmente barata y efectiva, es comprar tarjetas pre-pagadas, las cuales dan diferente cantidad de minutos dependiendo del destino al que se quiera llamar.

Esta alternativa es un poco más complicada porque por lo general tienes que marcar muchos códigos distintos antes de poder hacer la llamada, de modo que es muy común que se cometan errores que hacen necesario volver a empezar todo el procedimiento de nuevo, de modo que hay que ser pacientes pues vale la pena.

Estas tarjetas tienen la ventaja de que puedes encontrarlas en casi cualquier estación de servicio o mini-súper y sus precios van desde los 5 hasta los 20 dólares (en Estados Unidos y Canadá) aunque también existen para Europa y el resto del mundo por supuesto. Otra gran ventaja es que puedes usarlas desde el mismo hotel sin que se te cobren cargos extras.

Y por último, la tercera opción, que en lo personal es la que más me gusta, es la de bajar programas de computadora con los que puedes llamar a cualquier parte del mundo sólo con tener una conexión a Internet.

Esta alternativa da la posibilidad incluso de hacer video llamadas si es que la persona con la que deseas comunicarte tiene también el mismo programa. En lo personal me gusta mucho Skype, un programa fácil de bajar y de utilizar.

En ocasiones sus tarifas no son tan baratas, pero sin duda son mucho más accesibles que las que cobra un hotel.  Su mayor ventaja es que si la persona a la que llamas también tiene Skype en su computadora la llamada es totalmente gratis, incluso si es video llamada.

Puedes hacer las llamadas que quieras desde la comodidad de tu habitación de hotel sin la preocupación de tener que pagar una gran cuenta, pues el costo de la comunicación va siendo descontado automáticamente del saldo de tu cuenta.

Así pues, la próxima vez que salgan de viaje y necesiten hacer una llamada de teléfono, recuerden estas recomendaciones para evitar malos ratos y perder dinero de forma innecesaria.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More