martes, 11 de enero de 2011

Cruceros, las grandes ventajas y desventajas de una travesía (parte II)

Édgar Rogelio Reyes
En una entrega anterior hablé de las ventajas que los cruceros proporcionan sobre otro tipo de viajes, ventajas como un costo más bajo, dejar atrás las conexiones en los aeropuertos o los largos trayectos en carretera, la posibilidad de conocer varios destinos en un solo viaje, e incluso olvidarse de pagar diferentes tarifas de hotel dependiendo del lugar al que se vaya.
Sin embargo, como todo en esta vida, no existe nada perfecto y también los cruceros tienen sus puntos malos a considerar.  El primero de ellos y creo el más importante, es que la mayoría de los mejores cruceros que existen zarpan por lo general desde los Estados Unidos, concretamente desde Florida.
Lo anterior representa un muy importante obstáculo para la mayoría de los turistas de Latinoamérica, a quienes se les exige visa para poder entrar al país del norte. Esto de entrada constituye la principal razón para que los sueños de una travesía en un barco en particular queden totalmente descartados.
El otro obstáculo, no menos importante, es el boleto de avión hacía los Estados Unidos. Desde cualquier parte de Latinoamérica este gasto extra incrementaría significativamente el costo del viaje. Si bien es cierto que no todos los cruceros salen desde este país, Puerto Rico y Panamá son otros dos socorridos puntos de embarque, el problema es casi el mismo en cualquiera de estos países.
Y digo que es casi el mismo porque, si eliges Puerto Rico, es igualmente necesaria la visa americana para poder entrar al país (en el caso de los ciudadanos latinoamericanos), mientras que con Panamá el asunto del boleto de avión sigue siendo un elemento para no olvidar.
El segundo punto importante, es que si eres del tipo de turista que le gusta disfrutar del destino sus anchas, darte el tiempo de caminarlo, merodear en sus rincones, visitar los sitios más emblemáticos y buscar alguna alternativa para saborear una buena comida local. Un crucero no es para ti.
Los cruceros por lo general llegan muy temprano en la mañana a los puertos que están marcados en su itinerario de viaje, y zarpan nuevamente por la noche, usualmente a las 8 de la noche, aunque puede variar. Así pues, tan pocas horas para “disfrutar” de una ciudad me parece una auténtica pérdida de tiempo, aunque como ya dije, depende de cada turista el tipo de viaje que prefiera.
El tercer punto a tomar en cuenta, es que no todos los cruceros son para todos lo pasajeros, de modo que asegúrate bien de tener toda la información posible acerca del tipo de embarcación que estás comprando y si se ajusta a tus expectativas recuerda que existen cruceros para solteros, para niños, temáticos y muchos otros que parecen haber sido diseñados para gente mayor.
De modo que, toma todas las precauciones necesarias para no ir a quedar atrapado en altamar en medio de la fiesta de Bodas de Oro de tus abuelos y sus contemporáneos.

 
   

1 comentarios:

Verito dijo...

Los cruceros son una pequeña ciudad sobre el mar, las cuales les brindan los mejores servicios para que disfrute de sus vacaciones.

Morocha - viajar a latinoamerica

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More