lunes, 7 de febrero de 2011

El atropello de la Presidencia contra Carmen Aristegui

La renuncia por parte de la periodista fue provocada por presiones directas de la Presidencia de la República, ante el cuestionamiento de Carmen sobre el supuesto alcoholismo de Felipe Calderón.
Édgar Rogelio Reyes
Dejo de lado un momento el turismo, tema al que está dedicado íntegramente este espacio, para hacer un paréntesis que considero es de gran trascendencia no sólo para aquellos que nos consideramos comunicadores en mayor o menor medida, sino para la sociedad Mexicana en su conjunto.
El día de hoy, la empresa MVS Radio, propiedad de la familia Vargas,  anunció oficialmente la ruptura de su relación laboral con la periodista Carmen Aristegui, titular de la Primera Emisión de Noticias MVS.
En un comunicado oficial, la empresa radiofónica informa que esta ruptura ocurre porque la periodista, supuestamente trasgredió su código de ética y dio como noticia un rumor “La periodista Carmen Aristegui, transgredió nuestro código de ética y decidimos dar por terminada nuestra relación contractual".
"Nos regimos por un cógido de ética, el cual es aceptado y firmado por ambas partes. Como empresa, lo respetamos aún en las circunstancias más difíciles y comprometedoras y con el mismo rigor le exigimos a nuestros conductores su estricto cumplimiento. En nuestro código de ética, nos comprometemos a rechazar la presentación y difusión de rumores como noticias. La periodista Carmen Aristegui transgredió nuestro código ético y decidimos dar por terminada nuestra relación contractual." dio a conocer MVS.
Sin embargo, esta ruptura se da luego de que el pasado viernes 4 de febrero, durante su noticiero, la comunicadora pidiera una postura oficial por parte de la Presidencia de la República, acerca de si Felipe Calderón tiene o no un problema de alcoholismo.
Esta pregunta surgió luego de dar a conocer la información a cerca de la manta que diputados del Partido del Trabajo (PT), encabezados por el diputado Genaro Fernández Noroña, colocaron en el interior de la Cámara de Diputados y en la que se observaba una foto del presidente Felipe Calderón debajo de una leyenda que decía: “¿Tú dejarías conducir a un borracho tu auto?,  ¿No verdad?, ¿y por qué lo dejas conducir el país?.
La Oficina de la Presidencia hizo saber de inmediato su molestia a MVS y pidió una disculpa pública por parte de la periodista. De acuerdo con fuentes citadas por la revista Proceso, fue la propia Oficina de la Presidencia la que redactó y envió la carta que Carmen debería leer en desagravio a la figura presidencial, imposición a la que Aristegui se negó y por lo cual MVS decidió dar por terminada su relación laboral.
A mi entender no existen elementos para acusar a Carmen de faltar a un supuesto a un código de ética, pues ella lo único que hizo fue pedir una respuesta oficial de presidencia ante los rumores.
Aquí la transcripción de las palabras de la conductora aquella mañana:
“No es la primera vez que se habla de este tema, de un presunto alcoholismo de Felipe Calderón. Si usted es usuario de las redes sociales –por ejemplo–, pues en ese circuito de comunicación de la sociedad mexicana es frecuente ver expresiones que aluden a esa circunstancia que no podemos corroborar (...)

“Debería realmente la propia Presidencia de la República dar una respuesta clara, nítida, formal al respecto. No hay nada de ofensivo –me parece– cuando alguien, si es que fuera el caso, atravesara por un problema de esta naturaleza (...)

“¿Tiene o no Felipe Calderón problemas de alcoholismo? Esto merece, insisto, una respuesta seria, formal y oficial de la propia Presidencia de la República.”
Tomado de la revista Proceso, (México) 07/febrero/2011. www.proceso.com.mx
Esto es otra clara muestra de la campaña de acoso y censura de la que ha sido víctima la mejor periodista mexicana desde hace unos años, pues recordemos que Carmen dejó otro espacio noticioso, sólo que en la cadena W Radio, igualmente por difundir información que no convenía a los intereses de aquella empresa.
¿Hasta cuándo vamos a tolerar la intrusión de representantes del gobierno mexicano, de todos los niveles, en las políticas editoriales de los medio de comunicación?.
Pero sobre todo, hasta cuándo vamos a tolerar la censura de un gobierno que se jacta de ser tolerante, pero que ejerce la más brutal intolerancia cuando se tocan temas que le incomodan.
Esto es, todas luces, otro gran atropello a la libertad de expresión ejercida desde las más altas esferas del gobierno mexicano. Solidaridad con la mejor periodista de México
  


0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More