viernes, 8 de abril de 2011

Hoteles de negocios, una opción accesible para vacacionar

Édgar Rogelio Reyes
En alguna ocasión, una persona me preguntaba por qué publicaba en este espacio información de hoteles de negocios.  Mi primera respuesta fue que, indudablemente este tipo de hoteles son importantes para los hombres de negocios que viajan constantemente, pues están diseñados para ofrecer alojamiento a precios muy por debajo de los que ofrecen otro tipo de propiedades y eso representa un ahorro para las empresas.
Sin embargo, el segundo argumento es que, en mi opinión, este tipo de hoteles pueden ser una muy buena opción para los viajeros (de placer) con bajo presupuesto que no se pueden dar el lujo de pagar opciones muy caras. No obstante, muy pocas personas los consideran para este fin.
A decir verdad, los hoteles de negocios ofrecen muchas  ventajas para aquellas personas que prefieran gastar sus presupuestos en una buena comida, entradas a museos, atractivos turísticos o hasta en recuerdos, en vez de destinar cantidades exageradas en un hotel de cinco estrellas.
Claro, eso ya depende de cada turista, pero si eres de los que prefieren utilizar cada minuto para conocer y caminar un destino hasta el último rincón y el hotel es sólo el lugar donde llegas a dormir unas horas, a tomar una ducha y a desayunar, los hoteles de negocios pueden ser una buena alternativa para ahorrar presupuesto.
Mucha gente no se pone a pensar pero, un hotel de negocios es un lugar pensado para brindar comodidad a bajo precio, son prácticos, y aunque carecen de lujos, son muy cómodos, limpios, agradables y cumplen perfectamente con su función que es la de darte un lugar donde dormir. Aunque eso sí, para muchos podrían resultar poco espaciosos.
En estos hoteles no hay grandes acabados, candelabros en los techos ni restaurantes de especialidades; aunque la ventaja es que por lo general te ofrecen el Internet y los desayunos gratis, cosa que se agradece cuando tienes poco dinero.
El secreto, si es que vas a optar por esta opción, es encontrar destinos atractivos en donde existan cadenas de hoteles de negocios, (que cada vez son más), aunque quizá el único inconveniente es que no siempre tienen una muy buena ubicación o están en zonas de negocios que por lo general se encuentran no muy cerca de los lugares turísticos.
Creo que las grandes capitales como Ciudad de México, Madrid, Paris o Londres, son los sitios ideales para aplicar esta estrategia, pues por lo general son sitios caros no sólo en cuestión del alojamiento y con muchas cosas que ver, de modo que, una gran cantidad viajeros sólo utilizan el hotel unas horas.
En el caso de México existen dos o tres cadenas de hoteles de negocios que ofrecen tarifas desde los  750 pesos por noche (70 dólares aprox) y que son bastante recomendables, como City Express, Ibis o One Hotels; ibis tiene presencia en muchos países de Europa  e igualmente ofrece tarifas competitivas.
Así es que la próxima vez que consideres  viajar y quieras ahorrar presupuesto, quizá esta sea una buena opción para alargar el tiempo de tu travesía, o bien, para disfrutar una muy buena cena con el dinero que te ahorras.


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More