lunes, 25 de julio de 2011

Barcelona, la ciudad que crearon los juegos

Édgar Rogelio Reyes
Ahí, sentado en uno de los tantos restaurantes que se encuentran sobre las ramblas, con un café en la mano y la suficiente cantidad de minutos para abandonarme a la contemplación, observo los interminables ríos de gente que fluyen en una dirección y otra.
Son cientos, quizá miles de personas que en cuestión de minutos pasan frente a tus ojos sin siquiera detenerse por un segundo y que a la vez te hablan  de lo que esta ciudad es.
Rostros, formas, maneras de andar, estilos de vestir, acentos, lenguas y razas tan distintas, mezcladas en un solo lugar.   
Primero el español, luego el catalán, algo de italiano, algunas oraciones en francés, griego, alemán y por supuesto el inglés, hacen de aquello una torre de Babel ambulante, multicultural y seductora como tantas cosas en esta Barcelona.
Dicen los que saben que esta escena no siempre fue la misma, que la Barcelona de hoy nació durante los Juegos Olímpicos de 1992; que fue en ese año cuando dejó de ser un refugio exclusivamente catalán para convertirse en una ciudad del mundo, abierta, funcional, vanguardista cosmopolita y diversa.
Una ciudad que mezcal perfectamente su modernidad con un pasado quizá más rico y diverso aún que su presente; Barcelona es las obras de Gaudí, sus ruinas romanas, los barrios medievales y su puerto.
Entre sorbo y sorbo de café, la mente divaga entre recuerdos tratando de recapitular. Armado con un mapa y un sentido de la orientación más bien precario, intenté conocer esta ciudad por mí mismo y sin más compañía que mis pensamientos.
El único problema es que en esta ciudad, lo difícil no es saber a dónde ir sino dónde comenzar, el Barrio Gótico, la Catedral, el Templo de la Sagrada Familia, los edificios hechos por Gaudí, un museo de Picasso, la Judería.
No obstante, el famoso Barrio Gótico, quizá una de las áreas más emblemáticas y seductoras de toda Barcelona, se convirtió en la primera parada.  Un lugar que se remonta a los tiempos de la dominación romana en España, con decenas de edificaciones de distintos siglos que aún conserva ese aire de ciudad medieval con sus estrechas calles que forman laberintos y su arquitectura gótica.
Convertido hoy en un centro cultural artístico y de reunión, este barrio es el corazón de la ciudad desde hace ya algunos años. Es aquí donde se congregan turistas y locales para pasar largas horas recorriendo cada uno de sus enigmáticos rincones.
Plagado de restaurantes, bares, cafés y galerías, este laberinto dotado de pequeñas e innumerables plazas que sirven de remanso a las largas caminatas, dotado de imágenes, sonidos y lugares casi escondidos que parecieran tratar de perpetuarse de la mirada inquisidora de los extranjeros, se convierte también en un espacio de convivencia diverso y abierto.
Es aquí donde se encuentra la catedral, una edificación del siglo XV de marcado estilo gótico, que si bien no resulta tan espectacular como otras catedrales de España en términos de dimensiones, su arquitectura es capaz de atrae y cautivar a cientos de miles de visitantes.
El Barrio Gótico es también el lugar donde se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad y el Palacio de la Generalitat y muchos otros edificios históricos dignos de tomarse el tiempo para visitarlos durante un recorrido.
De hecho, una larga caminata te puede llevar por algunos de los sitios más importantes de esta urbe catalana, pues todos están a una distancia relativamente corta.
Pasar del Barrio Gótico al puerto, las Ramblas o la plaza Cataluña no supone un gran problema de movilidad.
Así pues, atraídos por el bullicio, la brisa del mar y la dinámica que allí se vive, mis pasos me llevan hasta el muelle. Aquí la principal actividad se reduce a pasear tranquilamente mientras se toma el sol o se disfruta de una cerveza en la playa.
Este es un lugar moderno y ecléctico donde abunda la gente joven  pero que da cabida a todo tipo de público en sus cafés y restaurantes al aire libre. En este lugar lo mismo es posible encontrar muestras gastronómicas, artísticas, espectáculos callejeros y movimiento a todas horas del día.
Y que decir del templo de La Sagrada Familia, este templo aún en construcción, es una basílica diseñada por el afamado arquitecto Antonio Gaudí en 1882, que se ha convertido en un icono de la ciudad a pesar de que se iniciador la dejara inconclusa y que aún continúan los trabajos para terminarla. Un lugar que por su arquitectura y dimensiones, es un sitio de visita obligada para cualquier turista.
Aunque si prefieres deambular por otras zonas un sitio imprescindible es la Plaza Cataluña, otro de los símbolos y  referencia de Barcelona.
Es esta plaza es el punto donde la ciudad se parte en dos, el lugar de los grandes negocios y los centros comerciales, los hoteles de lujo y la zona más moderna por llamarla de alguna forma.
Un poco más arriba se encuentra Monduic, la montaña que desde tiempos romanos servía como puesto de vigilancia militar. Ahora este lugar es el centro de los deportes por excelencia pues ahí se concentran muchas de las instalaciones olímpicas utilizadas durante los juegos de año 92.
Desde lo alto de este lugar, además de tener una de las mejores vistas de la ciudad, se puede encontrar el Castillo de Monjuic, una fortaleza militar con más de mil años de antigüedad que fue escenario de varia batallas en defensa de la ciudad.
Incluso las calles, las personas los locales, aquellos puestos de flores que pasan inadvertidos a los ojos de muchos, van formando la imagen de una ciudad ya casi mítica que atrapa y enamora.
Y es que en esta ciudad existen tantos lugares que visitar, que casi es posible dejar que tus pasos recorran calles sin un destino fijo a sabiendas que en algún momento sin proponértelo, encontraras un lugar que llame tu atención como lo hizo hace unos minutos este café donde me encuentro sentado, dispuesto a pedir la siguiente taza de café.

 

  


        

   


2 comentarios:

Camino dijo...

Bonita y completa descripicón de una de las ciudades más espectaculares de España.

Édgar Rogelio Reyes dijo...

Gracias Mimi, es lindo saber que siempre estás al pendiente de este espacio que también es tuyo.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More