miércoles, 6 de julio de 2011

Vacunas para viajar seguro, un aspecto olvidado

Édgar Rogelio Reyes

De acuerdo con los expertos, la vacunación debería de ser un aspecto prioritario en la planeación de cualquier tipo de viaje, principalmente cuando se trata de infantes 

A menudo, o mejor dicho siempre, las personas que viajan se preocupan por saber que lugares visitarán, el hotel al que van a llegar, los transportes que se van a utilizar, tener en regla el pasaporte, e incluso llevar la ropa más adecuada dependiendo del clima; sin embargo, entre todas estas previsiones jamás se toma en cuenta la aplicación de una vacuna.

Por lo general, tomar previsiones de tipo sanitarias para evitar contagiarse de alguna enfermedad durante la estadía en un país extranjero, no es algo que está en la mente de muchos viajeros, a pesar de que ésta puede ser una situación que pone en riesgo no sólo las vacaciones, sino también la vida de las personas, especialmente si se trata de niños.

De acuerdo con los especialistas, prevenir el posible contagio de una enfermedad con la aplicación de las vacunas pertinentes, debería de ser una prioridad para los padres, a pesar de que el número de infantes es menor que el de adultos en el porcentaje de personas que viajan.

En opinión de los epidemiólogos, existen muchas medidas que los padres deben llevar a cabo antes de realizar un viaje con sus hijos.

Lo primero que hay que tomar en cuenta, es acudir con el pediatra para valorar el estado físico general del niño, y saber con exactitud cuantas y cuales vacunas le han sido aplicadas.

De igual forma, es necesario saber cuales son los factores de riesgo del niño, si es diabético, si tiene algún tipo de inmunodeficiencia o alguna afección que pudiera agravar su condición en caso de contraer alguna enfermedad, no importando que pueda tratarse de una simple gastroenteritis.
  
La segunda es investigar si el país al que se viaja, recomienda o exige aplicarse alguna otra inmunización contra un tipo específico de enfermedad, tales como la Fiebre Amarilla, la Hepatitis o el Meningococo.

Asimismo, se recomienda  informarse a cerca de la condiciones de salud del país al que se viaja, es decir, si es una la zona en la que se encuentra es considerada de alta incidencia de alguna enfermedad, y por lo tanto riesgosa, se deben tomar precauciones al respecto

Esto sucede con mayor frecuencia en países de África, Centroamérica y algunos de Sudamérica, en los cuales es posible encontrar enfermedades poco frecuentes en otras latitudes.

Los especialistas subrayan que el riesgo de contraer una enfermedad depende en gran medida de si se trata de un país desarrollado, en vías de desarrollo o subdesarrollado, y de igual forma, del tipo de turismo que se vaya a realizar; si es un turismo cultural en el que sólo se recorren ciudades con niveles aceptables de sanidad, el riesgo disminuye, pero aumenta si el tipo de visitas se concentra mayoritariamente en lugares poco poblados, como es el caso del turismo ecológico.

Otro elemento a considerar cuando se viaja con niños, es el tiempo de estadía, pues mientras más largos sean los períodos, más peligro existe de contraer una enfermedad. De acuerdo con investigaciones, de tres días a una semana prácticamente no existe riesgo de infección, pero si se sobrepasan los 15 días las probabilidades aumentan considerablemente.

Asimismo, es muy importante seguir las recomendaciones generales de higiene, como no tomar agua que no sea potable, comer en lugares limpios, y no exponerse a condiciones insalubres, ya que estas medidas ha demostrado ser en algunas ocasiones, más efectivas que la propia vacuna.

Cuando se viaja, una de las consideraciones más importantes que deberían hacerse, pero que por falta de cultura se olvida, es planear con anticipación; ya que si es necesario aplicar alguna vacuna, ésta tarda entre cuatro a  seis semanas en dar una protección significativa a lo niños. 

Además de que se debe de dar tiempo al organismo para que pueda enfrentar los posibles efectos secundarios que la inmunización provoca; eso sin mencionar que en algunos casos, las vacunas requieren más de una dosis para ser efectivas, y entre cada aplicación se necesita un intervalo.

Muchas personas principalmente por falta de conocimiento, pasan por alto la importancia de la vacunación cuando se viaja, sin embargo, hay que recordar que en países como Estado Unidos y México, existen enfermedades como el sarampión y la poliomelitis que se consideran controladas, pero que en otras naciones existe aún una alta incidencia, principalmente en la población infantil, lo cual constituye un grave factor de riesgo para el turismo.

Para no olvidar

En México, el Instituto Nacional de la Nutrición, el hospital Manuel Gea González y el hospital Inglés, cuentan con centros de vacunas que puede brindar asesoría a los turistas sobre el tipo de vacunas que se requieren dependiendo del país al que se vaya a viajar.

Igualmente en Internet existen páginas especializadas como la del CDC, (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) en las que el turista puede encontrar información pormenorizada de los riesgos sanitarios por región geográfica, así como los tipos de vacuna necesarios para cada una. www.cdc.gov/travel, o bien la página de la Organización Mundial de la Salud www.who.intl/ith.

El CDC publica cada dos años un libro conocido como el Yellow Book o libro amarillo, que es una excelente referencia para viajeros y profesionales de la salud que deseen información sobre riesgos sanitarios en todo el mundo.

En su página es posible encontrar también noticias recientes sobre brotes de enfermedades ocurrido en el mundo como el que actualmente existe en Brasil y Paraguay de Fiebre Amarilla.

Nota para el lector: Aunque esta nota está enfocada a los infantes, muchas de sus recomendaciones son perfectamente aplicables a personas mayores, especielmente en lo que se refiere al tiempo de anticipación con el que se debe aplicar una vacuna y a la investigación que cada viajero debe de hacer con respecto a los requerimientos de vacunación que cada país pide antes de un viaje.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More