miércoles, 10 de agosto de 2011

Alejandro Rojas advierte del colapso del turismo mexicano

Édgar Rogelio Reyes
Para Alejandro Rojas Díaz Durán, Secretario de Turismo del Gobierno del Distrito Federal, la combinación de una nueva desaceleración económica en Estados Unidos y la pésima imagen que México tiene en el mundo pueden llevar al colapso de su turismo, una situación para la que no existe blindaje alguno, aseguró.
Por lo anterior, el funcionario capitalino urgió al gobierno federal para que a través de las Secretarías de Hacienda y Crédito Público, de Relaciones Exteriores y de Turismo, se desarrolle un programa emergente para evitar una dramática caída.
Advirtió que de no tomarse medidas a tiempo, esta baja en el turismo podría repercutir en la quiebra y cierre de muchas empresas, así como la pérdida de más de un millón de empleos directos e indirectos en el sector.
Dijo que la industria turística del país ya esta resintiendo los efectos de la desaceleración en los Estados Unidos y que estos se verán agravados por la incertidumbre financiera que se vive en Europa.
Subrayó también que destinos como Ixtapa-Zihuatanejo, Huatulco y Acapulco, comenzaron a registrar bajas dramáticas de la ocupación hotelera, que oscilan entre el 30 y más del 40 por ciento para el periodo vacacional de verano, comparadas a las cifras registradas en 2010, en el mismo lapso.
Ante esta situación, el funcionario ha propuesto a las mencionadas secretarías un plan emergente para amortiguar el impacto de la crisis que se avecina. En este plan figuran acciones como impulsar el equilibrio de los mercados turístico para no depender tanto de los flujos provenientes de América del Norte, así como incentivar el turismo nacional mediante la promoción de viajes familiares libres de impuestos.
Además de lo anterior, invitó a las autoridades federales a que de manera inmediata suspendan el requisito de exigir la visa estadunidense a los turistas de naciones emergentes como Rusia, China, India, así como Brasil y Colombia.
Pidió también que se autorice a la brevedad vuelos directos de estos países a México, a fin de traer más turistas de otros países y así compensar la posible caída del mercado norteamericano.
Finalmente comentó que el descenso en los indicadores turísticos –que en el caso de Acapulco calificó de dramático- revelan el fracaso de las políticas turísticas seguidas hasta ahora por el gobierno federal y, sobre todo, que es falso que la industria turística del país disponga de blindaje ante los embates de la crisis combinada sin precedentes que se aproxima.
“Ni siquiera las playas de los destinos más importantes del país, que antes tenían más del 90 por ciento de ocupación, no llegaron ni al 65 por ciento. Hay una ocupación promedio del 30 por ciento en verano, en comparación con años anteriores. Así que el gobierno federal miente porque allí están los datos que los propios hoteles nos han dado”, remarcó.




   

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More