viernes, 4 de noviembre de 2011

El segmento LGBT gana espacios en las ferias turísticas

Édgar Rogelio Reyes
Luego de muy largas e intensas luchas por ganar espacios para ser considerado como un segmento más, o mejor dicho, como un mercado muy importante en el turismo, el segmento Lésbico Gay Bisexual y Transexual (LGBT) comienza a disfrutar de los triunfos de dichas luchas que, aunque pequeños aún, son extraordinariamente significativos para el colectivo.

Quizá uno de los espacios que mejor ejemplifica lo anterior sean las ferias internacionales de turismo, en las que el segmento LGBT comienza a estar más y más presente.

Y aunque esta presencia pueda ser calificada en ocasiones como “tímida” las perspectivas en todos los casos apuntan hacia el crecimiento; gracias principalmente a la apertura de las autoridades turísticas de varios países, quienes han comenzado a reconocer la importancia y potencial de este mercado.

 Los ejemplos quizá no sobren, pero si existen varios que puede ser citados. Basta con mencionar que durante la pasada edición de la Feria Internacional de Turismo de las Américas 2011 (FITA), llevada a cabo en la Ciudad de México, el segmento tuvo un pequeño espacio, que no obstante, atrajo la atención de muchas personas entre las que se encontraban agentes de viajes quienes mostraron su interés por comenzar a vender productos LGBT, pero que también expresaron sus inquietudes ante la falta de conocimiento del mercado.

De hecho, durante la clausura de esta pasada feria se anunció que este segmento contará con un espacio mayor para la edición del próximo año.

Otro signo inequívoco de la importancia que este mercado ha adquirido (particularmente en las ferias) es que FITUR, que la Feria Internacional de Turismo de España ya cuenta con una edición exclusivamente para el segmento LGBT, la cual ha anunciado que para su segunda edición que se llevará a cabo el próximo año, pretende aumentar su espacio en el recinto ferial e impulsar su internacionalización.

Este espacio buscará también convertirse en un escenario de negocios y conocimiento en donde los profesionales del turismo interesados en saber más acerca de este segmento puedan obtener información relevante sobre productos y las características de este segmento.   

Es quizá en este punto, el del conocimiento del mercado, en donde se debe  hacer mayor énfasis pues de ello dependerá la rapidez de la expansión y mejoramiento de los productos específicamente diseñados para el turismo LGBT.

Aunado a ello, es necesaria la capacitación de los prestadores de servicios turísticos, la apertura de nuevos espacios y un apoyo decidido de los empresarios del ramo a este segmento.

Pero más que detenerme a enumerar cada una de las razones por las que este segmento está ganando y ganará más espacios en el fututo; creo importante resaltar el interés que comienza a despertar dentro de la misma industria aún en aquellas personas que no forman parte de la comunidad.

Así, poco a poco cada feria, cada una a su ritmo, va abriendo espacios LGBT dependiendo del gado de compromiso y de apertura de sus autoridades y comités organizadores. Pues lo que es un hecho innegable, es que este segmento ofrece una gran oportunidad de negocio que incluso rebasa al turismo heterosexual en cantidad de gasto por viaje.

Y si las feria turísticas comienzan a dar cada vez más y más espacios, quiere decir que las perspectivas son positivas, aunque no por ello fácil de lograr los objetivos. No obstante, deberemos esperar un par de años para ver resultados más concretos y de largo plazo. 






0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More