domingo, 27 de noviembre de 2011

La UNESCO declara al Mariachi mexicano como Patrimonio de la Humanidad


El comité intergubernamental de expertos de la Organización de las Naciones Unidas, reunido en la isla de Bali, hizo oficial el reconocimiento como Patrimonio Mundial de la Humanidad al mariachi mexicano y de esta manera lo inscribió oficialmente en la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El nombramiento fue celebrado como debe de ser, con la entrada  de un grupo de mariachis en la sala de reuniones de la Unesco en Bali, interpretando la emblemática melodía  "El son de la negra", una de las  famosas composiciones  de este género musical.

El secretario de Cultura de Jalisco, Alejandro Cravioto, dijo que "no hay ninguna expresión musical mexicana más difundida por el mundo, y esta universalidad tenía que verse reflejada en la lista de patrimonio inmaterial".

Cravioto dijo que el mariachi acompaña todo el recorrido vital de los mexicanos ya que "está presente desde el bautizo hasta el entierro", y señaló que, junto con la comida, es el único elemento propio que los emigrantes se llevan siempre consigo.

Esta declaratoria fue compartida por otras dos propuestas latinoamericanas que pasaron a formar parte del selecto grupo de tradiciones inscritas como Patrimonio Mundial, la primera de ellas es  el saber tradicional de los chamanes jaguares del Yuruparí de Colombia y  el peregrinaje al santuario del Señor de Qoyllurit'i de Perú.

Los jaguares del Yuruparí, que habitan en los alrededores del río Pirá Paraná, transmiten por vía masculina y desde el nacimiento el Hee Yaia Keti Oka, una sabiduría que les fue entregado desde sus orígenes por los Ayowa (creadores) para cuidar del territorio y de la vida.

Este saber tradicional amazónico y universal que los convierte en guardianes de la naturaleza implica toda clase de materias: la siembra, salud corporal, cría de animales, leyes etc.

Por su parte, el peregrinaje al santuario del Señor de Qoyllurit'i de Perú,  es un recorrido de ocho kilómetros desde Mahuayani hasta Sinakara, y finaliza en el santuario situado a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

La festividad presenta una amalgama de tradiciones andinas y europeas cristianas a través de las cuales se ha establecido una expresión religiosa compleja y única en el mundo.

"Es un reconocimiento de la cultura quechua a nivel mundial y un ejemplo del cristianismo peruano", dijo David Ugarte, director de Cultura de Cuzco, tras el anuncio.

Asimismo, el fado portugués, género musical habitualmente cantado por un solista acompañado por una guitarra portuguesa, que nació en los barrios humildes de Lisboa y que  se extendió por todo Portugal., fue otra de las propuestas aceptadas por el coité durante su reunión.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More