lunes, 21 de noviembre de 2011

Riviera Maya, las 10 cosas que no puedes perderte

Édgar Rogelio Reyes
La Riviera Maya es sin duda uno de los más famosos destinos turísticos de México en la actualidad. Basta echar un vistazo a sus cálidas playas de arena blanca y aguas azul turquesa para imaginar el por qué tantas personas al rededor del mundo quedan hechizados por su belleza.
Pero si bien sus playas son el primer atractivo que se vende cuando se habla de este rincón de la geografía mexicana, lo cierto es que la Riviera ofrecen muchos más atractivos. Fantásticos lugares que ofrecen una amplia gama de actividades que complementan a la perfección, el atractivo que supone pasar tardes enteras disfrutando de los atardeceres sobre la arena.
Sin duda, uno de los elementos que ha permitido tal popularidad, es su extraordinaria combinación de atractivos naturales con un gran legado cultural heredado principalmente de la cultura Maya, característica de la que pocos lugares en el mundo pueden presumir.
Visitar sus impresionantes sitios arqueológicos, nadar en un cenote, disfrutar de su cultural y extasiarse con la impresionante belleza de sus paisajes selváticos, son algunas de las cosas que no puedes pasar por alto si te encuentras en este paraíso.
Por esta razón, aquí enumeramos las diez cosas que no puedes dejar de hacer si visitas  la Riviera Maya.
Un paraíso con mucha cultura
1.-  Visitar Chichén Itzá: Lo primero que es pertinente aclarar de este punto, es que el sitio arqueológico de Chichén Itzá no se encuentra en el estado de Quintana Roo, y por tanto tampoco en la Riviera, sino en el estado de Yucatán, (en la península del mismo nombre). Sin embargo, por la importancia de esta antigua ciudad es muy común que diariamente salgan tours  con cientos de turistas deseosos de conocerla ya que se encuentra a sólo una hora y media de distancia.
Declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en el año de 1988 y considerada también como una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno, esta ciudad maya es uno de los más grandes atractivos turísticos no sólo de la península de Yucatán sino de todo México.
Dotada de una arquitectura exquisita y monumental, muy diferente a otras muchas ciudades mayas, Chichén, como es conocida en México, es un lugar que definitivamente no puedes perderte, como no puedes perderte la oportunidad de admirar el famoso Palacio de Kukulcán. Una pirámide de cuatro lados que se caracterizan por tener una escalinata de 91  peldaños,  más un escalón restante que simbolizan cada uno de los 365 días del año.
Además de la pirámide de Kukulcán, otro de los atractivos de Chichen es el gran “Cenote Sagrado” un enorme socavón de piedra caliza cubierto de agua, de 61 metros de diámetro y paredes de más de 15 metros de altura, en donde se realizaban ceremonias sagradas en honor al dios de la lluvia.
2.- Nadar en un Cenote   
Nadar en un cenote además de divertido, resulta una experiencia poco común por la singular belleza de estos lugares.
Los cenotes son lugares considerados sagrados por los antiguos mayas y por sus descendientes, ya que para esta cultura, estos sitios eran la entrada al inframundo. Los cenotes son literalmente socavones que se abren en el suelo de la toda la península de Yucatán; pueden tener un diámetro de solo un par de metros o  llegar a ser todo un cráter donde podrías esconder un autobús.
Estas caprichosas formaciones nacen cuando los techos de las cavernas que forman la mayor parte del suelo de esta zona, se desprenden y dejan al descubierto enormes espacios que se rellenan con el agua proveniente de ríos subterráneos.
En ocasiones los cenotes puede tener sólo unos metros de profundidad o varias decenas de metros, además de que algunos se encuentran interconectados por cavernas submarinas.Sin duda, uno de sus más grandes atractivos es el color y la caridad de sus aguas que en ocasiones pueden llegar a ser de un azul tan intenso como el del Mar Caribe.
3.- Conocer los parques Xacret: Aunque he escuchado muchos comentarios en el sentido de que estos parques son muy “comerciales” y quizá puedan tener razón, no tengo ninguna duda en recomendarlos y dejar  que cada quien construya su propia opinión.
Los parques Xacret son un grupo de tres centros de diversiones Xacaret, Xel-Ha y Xplor, que ofrecen diferentes actividades, todas ellas relacionadas con la naturaleza.   En ellos es posible disfrutar  el snorquel en una bella caleta, nadar en un río subterráneo,  realizar recorridos en tirolesas (zip lines), nadar con delfines,disfrutar de una caminata submarina en el Sea Trek, bucear a poca profundidad con el snuba, entre muchas otras cosas.
Durante todo el año el parque Xacaret presenta diferentes espectáculos y festivales que valen mucho la pena disfrutar. Me parece que la simple belleza natural de estos lugares vale la pena la visita y si a eso se agregan toda esta variedad de experiencias, qué más se puede pedir.
 Sólo recuerda que sí decides visitar algunos de estos parques, tienes que destinar un día entero para la visita, independientemente de cuál elijas.
4.- Una noche en Playa del Carmen: Playa del Carmen es sin duda uno de los sitios más famosos y concurridos de toda la Riviera Maya; un antiguo pueblo de pescadores que en la actualidad se ha convertido en una pequeña ciudad que no obstante su crecimiento, sigue conservando su atmósfera  cálida y acogedora de pequeña población.
Plagada de pequeños restaurantes y bares y centros nocturnos, Playa es el mejor lugar para pasar una noche de diversión tranquila y desenfada, pues además tiene lugares para todos los gustos.
La noche bien puede comenzar con una tranquila cena y continuar durante toda la noche yendo de un lugar en lugar tomando un trago y dejando que llegue el amanecer mientras se convive con personas de todas partes del mundo.
Lo mejor de Playa del Carmen es que es aún un sitio sin de pretensiones, al que puedes acudir y encontrar un lugar perfecto para tener una noche muy divertida.
5.-Hacer una caminata en la selva
La Riviera Maya es ampliamente conocida por sus atractivos naturales entre los que se encuentran sus parajes selváticos. Hoy en día todavía es posible encontrar fauna nativa y aprender fabulosas historias acerca de las plantas que conforman la vegetación de la región y su importancia en la cosmovisión y la vida cotidiana de los modernos mayas.
Es por ello que algunas comunidades ofrecen tours guiados por pequeñas reservas ecológicas, a través de los cuales enseñan al visitante a conocer y diferenciar las distintas plantas, animales, lugares, ciclos naturales, costumbres de los animales, y muchos otros interesantísimos secretos de la vida en la selva .
Para ello se valen del uso de  leyendas y cuentos heredados de sus antepasados, historias que, en muchas ocasiones, dan buena cuenta de la forma en cómo el pueblo Maya concibe el mundo y de todas aquellas cosas que muchos de nosotros hemos perdido.
6.- Una visita a Tulúm, una joya Maya un lado del mar
A un costado del Mar Caribe, justo en ese lugar donde las olas rompen y el sonido de su ir y venir es tan claro como el sol que las ilumina, se encuentra Tulúm, la única ciudad maya construida a orillas del Mar Caribe.
Definir a Tulúm como un sitio de ensueño no es exagerar o faltar a la verdad, una antigua ciudad amurallada como existen pocas, bañada por las cálidas aguas azul turquesa del Caribe, este pequeño territorio es uno de esos lugares que parecen haber salido de la imaginación de un soñador.
En sus tiempos de esplendor Tulúm fue un centro comercial al que arribaban comerciantes de todo el Mundo Maya y que estuvo habitada incluso hasta la llegada de los conquistadores españoles.
Ubicada a 145 kilómetros de la ciudad de Cancún, Tulúm ofrece un escenario como ninguna otra ciudad maya, justo a la orilla de un acantilado con el mar como mudo testigo de su historia, un lugar que despierta la imaginación y el asombro de todos aquellos que la conocen por primera vez.
 No de gran extensión, al menos lo que se conoce hasta hoy, Tulúm es más bien un rincón acogedor y paradisiaco de arenas blancas. El castillo, esa pequeña edificación que se encuentra en la parte más alta del acantilado y que quizá sea una de las estructuras mayas más conocidas en el mundo, dejo hace mucho de cumplir las funciones de faro y hoy se ha convertido en un gran atractivo turístico.
7.- Una visita a Sian Kaan, la Puerta del Cielo
Una visita a la Reserva de la Biósfera de Sian Kaan, (Puerta del Cielo en idioma Maya) es también una parada obligada siempre que el tiempo lo permita. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987 por la UNESCO, Sian Kaan es uno de los sitios más espectaculares en todo el estado de Quintana Roo.
Además de sus espectaculares paisajes, en esta Reserva de la Biósfera es posible encontrar pequeñas ruinas mayas y hacer un recorrido por los antiguos canales que los comerciantes y viajeros mayas utilizaba para transportar sus mercancías muchos años antes de la llegada de los españoles.
Muchos dicen que la impresionante belleza de sus paisajes, el color de sus aguas y la posibilidad de observar de cerca un área muy poco trastocada por la mano del hombre es simplemente una experiencia inolvidable.
8.-Bucear en un cenote
Poco tengo que agregar a lo que ya he dicho anteriormente en éste artículo acerca de los cenotes, y es que la belleza de estos lugares resulta en ocasiones indescriptible. Sin embargo, para aquellos aficionados al buceo, (con grado de certificación alto) les interesará saber que, dicen los que sabe, realizar el buceo en los cenotes es una experiencia difícilmente comparable.

Es, de hecho, adentrarse en un placido y sublime mundo subacuático plagado de caprichosas formas; un mundo apartado de la tierra e incluso muy diferente de lo que la mayor parte de los buzos están acostumbrados en mar abierto o en lagos.
Se dice, que entrar en un cenote es como entrar en las entrañas de la tierra, pero acompañado de una extraña placidez que hace de estos recorridos una experiencia sublime e inolvidable.
Además, si se tiene suerte y se acude con la persona correcta, quizá se pueda incluso encontrar alguno que otro rastro de las antiguas ofrendas que los mayas depositaban en tos sitios sagrados para agradar al dios de la lluvia.
9.- Nadar con el tiburón ballena
Quizá pocos hayan escuchado hablar de esta actividad, pero puedo asegurarles que nadar con el tiburón ballena es una de las aventuras más excitantes que se pueda realizar en la Riviera Maya y en general en muchos otros destinos del mundo.
A pesar de ser llamado tiburón, esta definición no es exacta pues en realidad se trata del pez más grande del mundo. Un animal colosal (puede llegar a medir más de 12 metros) que a pesar de que mansedumbre resulta imponente e inquietante a la hora de estar sumergido con él en el agua.
Poco a poco esta comienza a ser una de las actividades más buscada por turistas de todas partes del mundo y la isla de Holbox es el lugar ideal para disfrutarla. Ya sea que practiques el buceo o que simplemente disfrutes del snorquelear, mantenerte por unos minutos a l lado de esta magnífica criatura es una experiencia difícil de olvidar.
10.-  Conocer Ría Lagartos     
Como sucede el caso de Chichén Itzá, Ría Lagartos no se encuentra en el estado de Quintana Roo sino el Yucatán, pero su belleza y majestuosidad bien valen la pena desviarse un poco del itinerario.
Este Parque Natural es de hecho un estero en el que su gran variedad de manglares y su fauna nativa crean un escenario de belleza singular. El recorrido se hace en pequeñas embarcaciones que guían a los turistas por algunos de los rincones más emblemáticos del parque, y donde, sin duda alguna, la observación de la colonia de flamencos rosados que puede llegar albergar hasta 20 mil individuos es la mayor atracción del recorrido.






3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡En efecto, no pueden perderse de hacer éstas cosas y ahora con paquetes tan económicos que andan saliendo, es fácil ir con toda la familia :)

julie dijo...

Para mi, playa del carmen es magico, un paraiso en el que soy muy feliz cada vez que voy y al cual siempre anhelo volver, y lo mejor es que siempre hay un motivo y una excusa para volver, siempre quedo algo por visitar o hay nuevos lugares para conocer. Definitivamente volvere siempre...

Anónimo dijo...

Esta información es correcta!! Es excelente para realizar todo tipo de actividades que se disfrutan mejor al aire libre y en un clima como sólo la Riviera Maya nos puede ofrecer. Además, una de las actividades más encantadoras es snorkelear con las especies marinas que existen, como estas tortugas:

http://aquaworld.com.mx/snorkel-con-tortugas-y-tours-de-buceo-en-la-riviera-maya/

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More