miércoles, 14 de diciembre de 2011

Barceló Costa Cancún, un hotel con poco para destacar


Édgar Rogelio Reyes

Soy un convencido  de que en esto del turismo y sobretodo en cuestión de recomendaciones, la sinceridad debe de ser un valor que prive por encima de muchas cosas. Y como uno de los objetivos fundamentales de este blog es siempre intentar darles la mejor información posible, creo que dar una opinión objetiva y franca sobre los hoteles que conocemos es una máxima a la que no se puede faltar.

Pues bien, como ya lo he mencionado en mi post anterior, (el de los taxis de Cancún) tuve la oportunidad de hacer un viaje a este famoso destino mexicano y en esta ocasión me toco alojarme en el hotel Barceló Costa Cancún.

Primero que nada diré que este es un hotel que trabaja bajo el concepto de todo incluido, lo que para muchos quizá suponga una ventaja, sin embargo, y aquí comienzan los peros, creo es uno de esos lugares que no valen lo que cuestan.

Me explico, si tratas de hacer una reservación en el propio sitio de Internet del hotel, la habitación superior con vista al jardín, que es una de las más económicas tiene un precio en esta temporada de  15,623 pesos por cuatro noches en ocupación doble (este es sólo un ejemplo) un precios que me parece excesivo si tomas en cuenta la calidad de las instalaciones y la comida que te ofrecen.

Considero que por ese precio puedes encontrar en Cancún muchas mejores opciones, pero bueno, iremos punto por punto.

Las instalaciones
En lo que toca a las instalaciones, me parece que sin ser malas, si tienen varios detalles que un hotel en este destino simplemente no puede permitirse, detalles como un poco de oxido en las llaves de los lavamanos del baño, armarios viejos y con poco mantenimiento, habitaciones pequeñas,  espejos despostillados y en general  ese tipo de pequeñas cosas en las habitaciones.

En lo que se refiere a las áreas comunes no existe reclamo, aunque hay que aclarar que no son nada del otro mundo, simplemente cumplen con el principio de estar limpias y presentables. Sin embargo, algunos de sus elevadores se ven viejos y con poco mantenimiento; las albercas sin llegar a ser enormes ni hermosas, son simplemente aceptables.

La comida     
Este hotel cuenta con tres restaurantes, uno tipo buffet que está abierto todos los días de nombre Albatros  y cuya gastronomía es igualmente aceptable, de ese tipo de comida que satisface el hambre pero sin ser nada para destacar.

En los restaurantes de especialidades, uno de comida mexicana y otro de marisco es la misma historia, bueno y con algunos platillos rescatables pero nada de los que poder hacer especial mención.
  La Playa
Sé perfectamente que una de las motivaciones principales de muchos viajeros para elegir Cancún como su lugar de descanso es la fama que tiene sus playas, por lo que tengo que decir que, si este es su caso, descarten definitivamente este hotel entre sus previsiones pues quedarán decepcionados la playa del Barceló Costa Cancún no es ni de lejos un sitio espectacular, es más bien pequeña y si mucho chiste comparada con otras del destino.

La ubicación
Creo que la ubicación de esto hotel es algo que tampoco les ayuda, aunque quizá  no sea la peor,  es del otro lado de la laguna Nichupté, Boulevard Kukulcan km. 4,5, está alejado del área de discotecas y de los restaurantes que se encuentran en la zona hotelera, aunque este detalle a muchas personas quizá no les importa.

El servicio
El servicio creo que es uno de los puntos que compensa las demás carencias, pues desde tu llegada te reciben con amabilidad y cortesía además de que tratan de resolver todas tus dudas, el servicio en los restaurantes es igualmente bueno, así como el de todo el staff.

En términos generales, creo que Barceló Costa Cancún es un hotel que no merece una calificación mayor a 7 y que existen mejores opciones de alojamiento. Aunque como siempre lo he dicho, ustedes son los mejores jueces.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More