viernes, 30 de septiembre de 2011

Inició la Segunda Feria Mundial de Turismo Cultural en Morelia

Édgar Rogelio Reyes
peon_e3@yahoo.com.mx

Con la participación de más de 130 compradores nacionales e internacionales, el día de ayer dio inicio la segunda edición de la Feria Mundial de Turismo Cultural en Morelia, en el estado mexicano de Michoacán.

Este encuentro que se llevará a cabo del 29 de septiembre al 2 de octubre, tiene como principales objetivos fomentar la promoción del turismo cultural en México y convertirse en una de las plataformas más importantes para el crecimiento de este segmento, el cual está considerado como el de mayor crecimiento en toda la industria turística.

De acuerdo con la titular de la secretaría de Turismo Federal, Gloria Guevara Manzo, para esta edición se espera concretar 1,200 citas de negocios y superar de esa manera el número del año pasado que fue de 702.

La funcionaria resaltó igualmente el crecimiento en el número de compradores que pasó de 79 en la pasada edición, a 130 operadores de viajes provenientes de Alemania, Francia, Inglaterra, Italia y Rusia y del continente americano con compradores provenientes de Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina, entre otros.

En cuanto al área de exposición, la Feria contará este año con 55 stands en los que se mostrarán las ofertas turísticas de varios estados de la república mexicana así como de nueve países invitados.

Guevara Manzo dijo también que el turismo cultural es una de las prioridades del Gobierno Federal, pues atrae múltiples beneficios para las comunidades receptoras, alarga la estadía promedio del visitante, es respetuoso del patrimonio y propicia el intercambio cultural entre el turista y la población local.

Otros atractivos de la Feria

Paralelamente a las citas de negocios, la Feria ofrecerá seminarios especializados sobre la oferta de turismo cultural de muchos de los participantes y donde se podrán intercambiara puntos de vista con expertos y autoridades turísticas de los estados.

En lo que toca al programa artístico, se tienen programadas diversas muestras de arte popular, exposiciones fotográficas así como la participación de artistas internacionales  como el flautista Horacio Franco, el Ballet de Amalia Hernández, jazz desde Polonia, las tradicionales Pirekuas Michoacanas, entre otros.





  

martes, 27 de septiembre de 2011

¡Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas , es literal!

Édgar Rogelio Reyes
Durante años, aquella no tan vieja pero si sumamente socorrida frase que reza  Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas”  más que un slogan publicitario, pretendía  convertirse en una especie de “código no escrito de lealtad” el cual apelaba a la discreción de todos los visitantes del destino, para que todo lo que se viera, se escuchara y se hiciera en Las Vegas se olvidara una vez abordado el avión de regreso a casa.
Sin embargo, en estos días en los que las redes sociales y la comunicación instantánea hacen posible subir información y que en cuestión de segundos miles de personas puedan estar al tanto de lo que pasa al otro lado del mundo con sólo apretar el botón de un iPhone, parece que aquella famosa máxima debe ser reinterpretada, y sobretodo, regulada.
Digo esto porque hace apenas poco más de un mes, este famoso destino ha comenzado una campaña publicitaria que tiene por objetivo “evitar el exceso de información compartida a través de las redes sociales”, en donde invitan a los más de 37 millones de visitantes que reciben cada año, a proteger sus momentos en Las Vegas, así como la reputación del destino como campo de juegos para adultos y a que recuerden el código de “Solo en Las Vegas”.
Esta campaña, que por cierto estará muy enfocada en las redes sociales, invitará a los turistas a “dejar sus experiencias en Las Vegas” y a hacer un juramento al respecto.
De acuerdo con el comunicado que el destino envió a este respecto, la “Capital Mundial del Entretenimiento” ofrece a sus visitantes un ambiente particularmente divertido que libera la parte escondida de los visitantes y los deja jugar atrevidamente”.
Es por ello que, con el objetivo de salvaguardar la reputación personal, la ciudad exhorta a sus turistas a que practiquen el “texto seguro” y que reconsideren, antes de subir fotos o actualizar sus estados en las redes sociales, lo que significa “Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas”.
Para ello, la ciudad pondrá a disposición de sus visitantes la página www.VisitLasVegas.com/knowthecode, en donde podrán firmar el juramento de proteger los momentos.
Ya veremos que tanto impacto tendrá la campaña, pero por lo pronto, si piensas visitar la ciudad, lo mejor será cumplir al pie de la letra la frase y que lo que pase en Las Vegas, se quede en Las Vegas.


Interjet lanza Interpase, una forma fácil de viajar

A partir del próximo 26 de septiembre, la aerolínea mexicana Interjet lanza al mercado su nuevo producto Interpase.

Con Interpase, los pasajeros de Interjet  podrán viajar las veces que quiera a los 27 destinos y 40 rutas que opera la compañía, incluyendo sus destinos internacionales (Cuba y Guatemala) durante todo el mes de octubre, por $8,999.00 (más el Impuesto del TUA correspondiente a cada aeropuerto).
La manera de adquirir el INTERPASE, del 26 de septiembre al 2 de octubre, es a través de la página de internet: www.interjet.com.mx/interpase.aspx. Para ello es necesario pagar con tarjeta de crédito y las tarjetas American Express y Banorte cuenta con opciones a 3 meses sin intereses.

La reservación de los vuelos es sólo por internet y se tiene que realizar  mínimo con 24 horas de anticipación a la salida.




lunes, 26 de septiembre de 2011

Nadar con el Tiburón Ballena, un gigante que conquista.

Édgar Rogelio Reyes

Son las siete y treinta de la mañana, la luz del día a esta hora es ya perfectamente clara y la temperatura que se percibe alcanza los cuarenta grados; con los ojos aún entrecerrados por el sueño que no logró ser satisfecho, esperamos aletargados las últimas indicaciones para abordar la lancha que nos servirá como vehículo de búsqueda.

Esta aventura es una mezcla de paciencia y surte. Encontrar nuestro objetivo puede tardar una hora o quizá tres, nunca se sabe, aunque en estos casos nada garantiza el éxito.

Las lanchas se dirigirán hacia el mismo punto en el que un día anterior avistaron a los animales, sin embargo, suponer que los encontraremos es algo aventurado.

Una vez en la embarcación, con  los chalecos salvavidas puestos y el ánimo a tope, comienza la travesía que tiene por objeto, vivir una de las más impresionantes y asombrosas experiencias. Nadar con el tiburón ballena.

El cielo se encuentra totalmente despejado y el mar parece tranquilo, los tonos azul turquesa que han caracterizado siempre a las aguas de Cancún, parecen incrementar su color bajo los claros rayos del sol que para esta hora cae a plomo.

Luego de algunos minutos de recorrido ya no es posible divisar tierra, es sólo el mar y nosotros, sin nada más alrededor, quizá por eso nadie habla, nadie comparte sus pensamientos y las miradas se concentran en el horizonte y se pierden de la misma forma que lo hacen las nubes en el cielo. De acuerdo con el reloj, han pasado treinta y cinco minutos desde que partimos de Punta Sam sin que aún tengamos ninguna pista.

La curiosidad, el calor y un poco de impaciencia nos hace preguntar al capitán si es que falta mucho para llegar al punto de avistamiento. Con una sonrisa franca que se disimula debajo del prominente bigote, el marino respondió con otra pregunta ¿qué ya se cansaron?.

Volvió a sonreír y aseguró que nos encontrábamos muy cerca de nuestro destino, pero que nadie podía asegurar si los “animalitos” van a estar todavía ahí,” ayer habían casi sesenta, pero hoy quien sabe, todo es cuestión de la suerte  que tengan”. Aseguró casi con ironía.

En un segundo, una voz entrecortada que escapaba de la radio aseguraba haber visto el objetivo. El encargado del navío tomó con rapidez los binoculares y dirigió su mirada hacia el horizonte para intentar divisaban las siluetas de los animales que se encontraban alimentándose.

Hasta ese momento, ninguno de los turistas que nos encontrábamos ahí teníamos realmente idea de lo que estábamos por encontrar, sin embargo, en cuestión de segundos todas nuestras dudas se disiparon para dar paso al asombro.

Aquellos “animalitos” a los que se refería el capitán, eran los famosos tiburones ballena, un nombre sumamente contradictorio para lo que en realidad es el pez más grande del mundo, el cual  llega a medir hasta quince metros de longitud.

Desde la lancha era posible observar a aquellos enormes seres alimentarse placidamente, sin que nuestra presencia los alterara en lo más mínimo. De hecho, esa es una de las principales características de esta especie, son totalmente inofensivos y no representan ningún peligro para el hombre.

A decir del capitán, se trataba a lo menos de cincuenta peces, algunos de los cuales alcanzaban los nueve metros de largo. Luego de algunos minutos de haber detenido la lancha sólo para observar el espectáculo —ver cómo esos gigantes se alimentan—, el ayudante del capitán preguntó quién sería el primero en tirarse al agua.


Por un momento casi olvidamos que el motivo principal del viaje era precisamente nadar con estás criaturas. Mi primer pensamiento fue que, ante las dimensiones de los hermosos animalitos, sería difícil encontrar al primer voluntario. Sin embargo ocurrió todo lo contrario, más de dos de nuestros acompañantes se ofrecieron para ser los primeros en disfrutar de tan peculiar aventura.

Los nervios existen, y aunque en realidad no se percibe ningún rastro de peligro, y los conocedores aseguran que no existe; las manos sudan —más de emoción, que de miedo o sensatez—, de modo que nadie estaba dispuesto a perder su turno.

La apariencia de aquel coloso marino no parecía ser tan espectacular a primera vista, sin embargo, bastó entrar al agua y sumergir un poco la cabeza, para darse cuenta realmente de sus dimensiones. Son unos gigantes de lentos movimientos, quizá algo torpes, pero imponentes y maravillosos.

El tamaño del primer animal que se acercó hasta nosotros, era de la mitad de nuestra embarcación, la cual, luego supimos, medía aproximadamente nueve metros, de modo que aquello parecía ser una idea no muy sensata.

Ya en el agua, la cercanía del animal era tal, que permitía observar con suficiente claridad cada uno de los detalles de su fisonomía: las manchas sobre su lomo, como si se tratara de un tablero de ajedrez, los ojos pequeños y el enorme tamaño de su boca. En un primer instante todo parece amedrentar, no obstante, luego de unos segundos, es posible darse cuenta de que este despistado habitante de los mares, es por naturaleza encarnación misma de la placidez.

La distancia que nos separaba de ellos era no mayor a los dos metros, por lo que daba la impresión de poder tocarlos; durante esos pocos segundos en los que se puede estar junto a él,  el hombre es realmente capaz de dimensionar cuán pequeños y frágiles somos los seres humanos en realidad.

Pero también es posible experimentar la sensación de estar en otro mundo, pues nada que se haya vivido hasta entonces es comparable con esta experiencia. En tan sólo unos segundos es posible darse cuenta de que la naturaleza es aún más impresionante de lo que nos imaginamos.

Luego de que cada uno de los integrantes de la tripulación tuvo la oportunidad de experimentar esta vivencia —que en realidad es toda una aventura—, al menos en cuatro ocasiones, emprendimos el largo camino de regreso. 

Generalmente Cancún es conocido por la fama de sus hoteles, de su mar, de sus playas, de su vida nocturna, de los buenos lugares que existen allí para comer, de su clima placentero y de la amabilidad de su gente; atributos todos que le han valido para convertirse en uno de los destinos más populares del mundo.

Sin embargo, pareciera que todos olvidamos que éste es un lugar vivo, que aquel mar de tonos azules turquesa, capaz de hacer dudar a más de uno que lo que está ante sus ojos es real; es parte de un complejo ecosistema natural en el que confluyen miles de especies. Por ello Cancún es aún un paraíso natural, con muchos secretos que permanecen guardados entre la espesura de la selva o entre las profundidades de su mar.

Detalles

Dónde

Holbox, es una pequeña isla mexicana localizada al norte del estado de Quintana Roo, que en los últimos años se ha vuelto famosa por ser uno de los mejores lugares en el mundo para realizar el nado con el Tiburón Ballena.

Cómo Llegar

Por carretera desde Cancún es un viaje de aproximadamente 2.5 horas que puedes realizar en auto o bien tomar un autobús que tiene un costo aproximado de 70 pesos mexicanos (7 dólares).

Aunque lo más recomendable si no conoces bien el estado y quieres ahorrar tiempo, es contratar un tour que incluyen la transportación y te recogen directamente en el hotel. Los tours puedes adquirirlos en casi cualquier lugar, pero te recomiendo cotizar precios en varias compañías que ofrecen sus servicios por Internet.

Dónde comer  

Una vez en la isla, no faltan los pequeños lugares de comida típica que sin ser grandes restaurantes te ofrecen buena comida por precios muy accesibles, de modo que no hay que preocuparse por ese punto.

Para no olvidar

No olvides llegar contigo una muda de ropa y bloqueador solar para una larga travesía de ida y vuelta, así como un sombrero y lentes oscuros pues el sol de Cancún es sumamente intenso.


La Fita, ¿una verdadera feria de nivel internacional?


Édgar Rogelio Reyes
peon_e3@yahoo.com.mx

El pasado 18 de septiembre, cuando Alejandro Rojas Díaz Durán, secretario de Turismo del Gobierno del Distrito Federal, afirmaba tajante durante una conferencia de prensa que la Feria Internacional de Turismo de las Américas (FITA) estaba ya considerada (a pesar de sólo tener dos años de existencia) como una de las ferias más importantes de turismo de todo el mundo, varios de los ahí presentes consideramos que aquella declaración resultaba poco más que aventurada.

Luego de asistir a los cuatro días de la FITA 2011, puedo decir que aquella percepción se corroboró. Y digo lo anterior no sólo por las múltiples carencias que mostró el evento en materia de logística sino también por la cantidad de países participantes.

De acuerdo con las cifras del propio comité organizador, 60 países confirmaron su participación, sin embargo, al hacer un recorrido dentro del recinto ferial, era fácil darse cuenta que la cantidad de participantes extranjeros (países) no superaba los treinta.

Quizá los números manejados por los organizadores incluían a algunos tour operadores especializados en destinos como Turquía, Tailandia, la India o Rusia, a quienes tomaron en cuenta como representantes sin que estas naciones tuvieran una presencia oficial.

En lo que toca a los destinos nacionales, la ausencia de la Riviera Maya y la gris presencia de Cancún, evidenciaron una gran falta de interés por la convocatoria, seguramente alentada por diferencias políticas con las autoridades de turismo del Gobierno de la Ciudad de México.

Diferencias políticas que quedaron aún más de manifiesto ante la ausencia en la ceremonia de inauguración de la secretaria de Turismo Federal, Gloria Guevara, quien prefirió estar presente con el presidente Calderón en Nueva York, durante la presentación del programa de televisión The Royal Tour (por cierto acompañada por importantes representantes de Riviera Maya y Cancún).

Ausencia de los principales compradores

Otro de los reclamos más recurrentes de los destinos que asistieron a esta feria, fue la ausencia de los principales tour operadores internacionales con quienes todos los destinos buscan encontrarse para ofrecer sus productos y lograr comercializar sus servicios en otros países.

Una ausencia que en muchas ocasiones fue achacada a la falta de organización y prontitud para invitar a estas compañías a participar, provocó el enojo de muchos participantes ante la imposibilidad de hacer negocios con los cuales recobrar la inversión hecha para participar en la feria.

Un Foro Académico gris

Para esta edición, una de las novedades fue el Foro Académico presentado en conjunto con la Universidad Anahuac; una idea que en el papel sonaba muy atractiva pero que una vez llevada a la práctica no lo logró cumplir con las expectativas.

Más allá de que algunas de las ponencias valieran la pena, la mayoría de éstas se caracterizaban por ahondar en generalidades y carecer de datos o conclusiones precisas que las hicieran atractivas para el público asistente a la feria.

Tal vez esa fue la razón de que la más del 80% de los asistentes, fueran estudiantes de la Universidad Anahuac que llenaron el auditorio, motivados únicamente por la promesa de puntos extras en sus evaluaciones mensuales.

Deficiente organización que deja mala imagen

Otro de los puntos que no puedo soslayar, es el hecho de que, en cuestión de logística y organización, el evento dejó mucho que desear y propició con ello las críticas de varios de los participantes internacionales.

Aspectos como la falta de autobuses en puntos previamente especificados, falta de coordinación en el personal de apoyo dentro del recinto ferial y la deficiente conexión a Internet, fueron algunas de las quejas más escuchadas.      

Cómo es posible que una feria que presume de ser de “las mejores del mundo” acuse este tipo de fallas cuando por ejemplo, el acceso a Internet debería ser uno de los puntos más cuidados, para que todos los asistentes, tanto prensa como expositores, puedan hacer su trabajo de manera eficiente.

Para muchos de los que asistimos, resultaba frustrante acercarse a alguno de los módulos de información y sólo recibir como respuesta un rotundo “no sé” ante cualquier pregunta relacionada con la organización de la propia feria.

Es cierto, en términos generales, la FITA es un muy bien proyecto, un espacio que no sólo la Ciudad de México sino el país entero necesita para competir con otros destinos; es cierto también que no se podía esperar más tiempo para echarse a andar y que es plausible el esfuerzo de autoridades encargadas del turismo y organizadores.

Sin embargo, de no corregirse estos errores pronto, la Feria Internacional de Turismo de las Américas corre en riesgo de ir perdiendo cada vez más adeptos y corroborar que las declaraciones de Alejandro Díaz Rojas efectivamente, han sido muy aventuradas.  

 

 






miércoles, 21 de septiembre de 2011

Aeroméxico volará a Caracas

Aeroméxico volará a Caracas
Redacción
Como parte de su proceso de expansión internacional, Aeroméxico anunció el comienzo de su nuevo Ciudad de México- Caracas programado para iniciar operaciones a partir del próximo 10 de octubre con una frecuencia diaria.
Esta nueva ruta volará sin escalas a la capital venezolana en un equipo Boeing 737 de última generación en los siguientes horarios:
México  - Caracas

Salida
Llegada
Frecuencia
01:40 hrs.
07:15 hrs.
Diaria


Caracas – México 


Salida
Llegada
Frecuencia
08:30 hrs.
13:30 hrs.
Diaria


Con este  vuelo, Aeroméxico sumará diez destinos hacia y desde Latinoamérica, consolidándose como la aerolínea nacional con mayor presencia internacional, además de apoyar  el intercambio cultural y de negocios que existe entre ambos países.




lunes, 19 de septiembre de 2011

Todo listo para la Fita 2011

Édgar Rogelio Reyes
peon_e3@yahoo.com.mx

Durante sus dos primeros días, la feria que se llevará a cabo del 22 al 25 de septiembre, estará abierta exclusivamente a profesionales de la industria turística y posteriormente se abrirá al público en general.

Todo está listo para que el próximo jueves 22 de septiembre de inicio la segunda edición de la Feria Internacional de Turismo de las Américas (FITA) en la Ciudad de México. Con la participación de 60 países y más de 5 mil expositores de todo el mundo representantes de 800 diferentes empresas relacionadas con el turismo, entre cadenas hoteleras, aerolíneas, hoteles independientes, restaurantes, agencias de viajes y fideicomisos de promoción turística, se espera superar los logros del año pasado.
De acuerdo con Juan Carlos Hinojosa, Director de FITA 2011, los principales objetivos para este año se centran en rebasar las más de 25 mil citas de negocios que se concretaron durante la primera edición y paralelamente, consolidar el evento como la feria turística más importante del país.
Asimismo, indicó que durante sus dos primeros días, la feria que se llevará a cabo del 22 al 25 de septiembre, estará abierta exclusivamente a profesionales de la industria turística y posteriormente se abrirá al público en general.
Para esta nueva edición se tiene contempladas novedades que tienen que ver con la creación de pabellones especializados para distintos segmentos turísticos, entre los que destacan los espacios dedicados a los Congresos y Convenciones, Gastronomía, Turismo de Aventura, Turismo Premium, Golf y Turismo LGBT.
En este sentido, dijo que este nuevo formato responde a las tendencia de las ferias internacionales de vanguardia, en las que la especialización de los segmentos marca la pauta.
Otra de las novedades se refiere el Foro Académico presentado en colaboración con la Universidad Anáhuac, en donde se ofrecerán conferencias magistrales y presentaciones de especialistas que analizarán la situación del turismo en México sus alcances y las expectativas.     

Temas como: las Tendencias de Turismo en el Mundo; El Acuerdo Nacional del Turismo: Avances y Límites; e Incertidumbre Económica y Financiera, su Impacto en el Turismo, son los títulos de algunas de estas presentaciones, las cuales se llevarán a cabo a lo largo de los dos primeros días de la feria.
Por  su parte, Alejandro Rojas Díaz Durán, Secretario de Turismo del Distrito Federal, destacó que FITA a pesar de sólo tener dos años de creada, ya se cuenta entre las ferias de turismo más importantes de América.
“Fita le dejará a México en los próximos 5 años, un incremento de entre el 7 y 8% en el número de turistas, pero lo más importante aún, es que este es un evento que generará conciencia de la importancia estratégica del turismo para el desarrollo del país, pues no sólo se trata de una actividad recreativa”
Dijo también que, en un escenario de posible recesión, una feria como ésta puede convertirse en una herramienta muy eficaz para contrarrestar los efectos nocivos de la crisis a través del turismo, pues pone al alcance de los principales compradores internacionales a todos los destinos de México que no pueden por muy diversas razones promocionarse en el mundo.










viernes, 16 de septiembre de 2011

Cosas olvidadas en los hoteles, de lo común a lo increíble

Édgar Rogelio Reyes
Todos los que alguna vez hemos viajado, podemos constatar que olvidar alguna de nuestras pertenencias en la habitación de un hotel es algo más que común. Por lo general, estos olvidos (o al menos los míos), se limitan a una pasta de dientes, un rastrillo, y  quizá, en el más extremo de los casos, una camisa.
Sin embargo, aquellos que no estamos de lleno metidos en el mundo de la operación hotelera, ni idea tenemos de las cosas que los huéspedes pueden llegar a olvidar en una habitación; cosas que van de lo más común a lo más extraordinario y que dejarían con el ojo cuadrado a más de uno.
Ya sea por la premura de un vuelo de madrugada, por el retraso en la llegada del taxi que te llevará al aeropuerto o simplemente por un descuido, los olvidos son el “pan de todos los días” para los hoteles.
Y para muestra un botón, o mejor dicho, muchos botones. Retomo un comunicado que recientemente envío la cadena hotelera española NH, en donde hace una recopilación de los hallazgos más surrealista en sus hoteles y que en verdad vale la pena destacar.
Hallazgos que como el mismo comunicado dice, “serían capaces de convertir a un huésped en leyenda viva de un hotel”.  Para hacer tal recopilación y llenar el baúl de anécdotas, la cadena hizo una encuesta entre sus directivos sobre los descuidos registrados en más de cien establecimientos que NH tiene alrededor del mundo.
De acuerdo al texto, el Top Five de los olvidos lo encabeza el cargador del celular (teléfono móvil) que se deja enchufado en alguna esquina de la habitación (estadísticamente, cada cliente lo olvida en uno de cada diez viajes realizados).
El segundo lugar lo ocupa la pijama y la ropa interior, un olvido que según los hoteles es reclamado en menos del 50% de todos los casos; seguido del libro de cabecera y el pasaporte.  
Los lugares más comunes de estos hallazgos son el armario –con los zapatos como descuido número uno-, bajo la cama, sobre la mesita de noche, (en la que se pueden encontrar todo tipo de lecturas, las cuales van desde la guía de viajes hasta documentos con estadísticas), entre las sábanas y en el baño.
En los destinos de sol y playa, la terraza es el lugar número uno de los olvidos, encabezados por los trajes de baño y las sandalias. En cuanto al perfil del olvidadizo, los datos que arrojó la encuesta, señalan que existe un ligero incremento entre los hombres de 35 a 55 años (sin diferencias por nacionalidad o destino), mientras que las mujeres son las que con mayor frecuencia olvidan sus prendas íntimas.

Pero más allá de  allá de todos estos artículos que pueden sonar comunes, los hoteles tienen registro de olvidos mucho más curiosos. Mención especial merece las prótesis dentales que, pese a lo que pudiera parecer, no siempre se cae en la cuenta de su olvido y en muchos casos, nunca llegan a reclamarse.

Algunos otros artículos recogidos por las recamareras de piso, van desde un disfraz de gogó de lo más sugerente hallado en un hotel italiano, hasta la ropa interior de una famosa cantante española (que nunca reclamó) o decenas de juguetes sexuales de todos tipos y  que han sido registrados en el 100% de los hoteles encuestados con relativa frecuencia.

Otros menos comunes
Entre los artículos menos comunes y que sin duda deben de guardar historias por demás interesantes, resalta un anillo de pedida, los zapatos de unos recién casados olvidados tras la noche de bodas.

Otros podrían calificarse de inquietantes, como una pistola encontrada en un hotel de la capital madrileña, o bien el olvido de miles de euros en las cajas fuertes. Algunos de estos olvidos al alcanzado los 100 mil euros, siendo los dos casos más relevantes el de un hotel de España y el otro en una propiedad en Uruguay. En ambos casos el dinero nunca fue reclamado.

Más cómicos fueron algunos despistes que tuvieron lugar también en hoteles españoles: como una silla de ruedas (¿tal vez dejó de necesitarla?), una buena colección de pelucas para todos los gustos y una pierna ortopédica...

En la categoría de artículos voluminosos, los directores recuerdan maletas llenas a reventar, un alfombra persa de 4 metros, un juego de hamacas de terraza, un oso panda de peluche de 1,80 metros, una bicicleta, una señal de tráfico auténtica y hasta un Hummer, que permaneció abandonado en el garaje del hotel durante semanas hasta que se consiguió localizar al dueño.

No obstante lo singular de los olvidos, la cadena aclara que los objetos siempre quedan en custodia a la espera de que el cliente los reclame no importando el tamaño de estos, es por ello que hasta los cepillos dentales se guardan, pues a decir de los gerentes, “nunca se sabe el valor sentimental que pueda tener un objeto”.

El documento cita en este punto algunos casos de verdaderos operativos de “búsqueda y rescate” de pertenencias tan queridas e incomprensibles como un huevo de avestruz y una funda de almohada que tenía un alto valor emocional para el huésped que la olvidó.

Si deseas recuperar alguna pertenencia olvidada
Para quienes sí deseen recuperar sus enseres, NH Hoteles como muchos hoteles del mundo, sigue un protocolo de almacenaje y devolución de todos los objetos olvidados, independientemente de su valor. De este modo, cada objeto encontrado se registra en un libro, detallando al máximo todos los datos de los que se disponga (nombre del cliente, número de habitación que ocupó, fecha de su estancia, descripción del objeto…). Por norma general, el hotel no contacta con el cliente por motivos de privacidad y se espera a que el huésped reclame el olvido, que se almacena durante un año en España y alrededor de 3 a 6 meses en otros países. Si al cabo de ese período no es requerido, se cede a la recamarera que lo encontró o se dona a instituciones benéficas, dependiendo de su valor y según el criterio del director del hotel.
Así pues, la próxima vez que dejen la habitación de un hotel, asegúrense de no dejar nada atrás, o al menos, nada comprometedor.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Cozumel, una isla mexicana que te ofrece todo

Su vida  marina,  sus tradiciones, la profundidad y claridad de su mar, así como sus atractivos en tierra y su incomparable tranquilidad, te  invitan a  elegirla
Ma. Consuelo Contreras
Cuentan que antes de la Conquista Cozumel era una isla desierta a la que sólo acudían los peregrinos mayas a pedir los favores de la diosa Ixchel; deidad del amor, de la luna, de la medicina, de la marea y de la fertilidad. En el Chilam Balam (libros Mayas) su nombre es Ix Chel. Era ella quien protegía los cultivos y las cosechas; otorgaba la salud, propiciaba el amor y cuidaba de las embarazadas.
Por ello, Cozumel (antes  Cuzamil) está  considerada desde hace siglos como un santuario y un sitio de oración para Ixchel. Las peregrinaciones partían del puerto de Pole (hoy Xcaret) y en canoas arribaban hasta Cozumel. En estas travesías las mujeres llegaban a pedirle a la diosa sus bendiciones para poder procrear todos los hijos que sus esposos querían. En tanto que los hombres clamaban protección para los cultivos y buenas cosechas.
Hoy día, las travesías se siguen realizando (Travesía Maya) y a la isla arriban turistas que desean  disfrutar de múltiples actividades en un breve espacio, entre ellas, la luna de miel. Colocada al este del estado de Quintana Roo y rodeada en su totalidad por el Caribe, Cozumel es la isla más grande de México, y aunque pudiera parecer una exageración; en los 48 kilómetros que mide de largo, por 16 de ancho, se encierran múltiples experiencias acuáticas, terrestres, gastronómicas, históricas y de sol que todos deberíamos vivir.
Aquí hay diversiones para toda la familia, y aunque ya está posicionada como un lugar excelente para el buceo y el esnórquel, la isla tiene de todo: excelentes hoteles con clubes para niños, tour por  submarino, sitios arqueológicos, vuelta a la isla en cuatrimotos, compras, nado con delfines y lobos de mar, tirolesas, playas vírgenes, kayak, sitios para bailar, paseos por aire o tours de regata. ¡Hay tanto! Que cinco días en Cozumel apenas serían suficientes para enamorarse de ella y querer regresar.
Los que gustan del golf se van a sentir fascinados en el Cozumel Country Club, un campo de 18 hoyos con un ambiente de selva y manglar, en donde el grupo de Jack Nicklaus cuidó hasta el más mínimo detalle para preservar el delicado ecosistema de la isla.
Y si Cozumel está considerada como un sitio de adoración a la diosa de la fertilidad y el amor, qué mejor lugar que éste para la realización de una boda de ensueño. La mayoría de los hoteles de la isla cuentan con personal experto para la planeación de tan magno evento y…Si los recién casados no quieren salir del hotel ¡Ni falta que hace! Los hay que tienen todos las diversiones incluidas, desde spa, hasta centro de buceo y zona para admirar la vida marina.
Cómo llegar
Lo más cómodo y rápido es la vía aérea. Interjet, una aerolínea 100% mexicana  anunció que a partir del 18 de julio del año en curso, la isla tendrá un vuelo diario (directo) desde la capital del país.
Dónde comer
A pesar de que la isla tiene una extensa oferta gastronómica de poco más de 100 restaurantes  que ofrecen comida nacional e internacional, no te pierdas la experiencia de cenar o comer en Guido’s , un restaurante que se especializa en pastas y pizzas hechas en horno de leña. Sin embargo, sus pescados y mariscos son altamente recomendables. El dorado salteado con salsa de nueces de macadamia es simple y sencillamente ¡Delicioso!
Rafael Melgar #23; entre la 6º y 8º calle, Cozumel, Quintana Roo. Tel. + 52 (987) 872 0946
Dónde dormir
La oferta hotelera de la isla es muy basta y de acuerdo a todos los bolsillos. Hotel Presidente Intercontinental  tiene una ubicación excelente y lo distingue la amplitud de sus instalaciones y la calidez del personal que en él labora.
Cuenta con su propio paraíso natural y tanto sus habitaciones como sus suites tienen terraza, balcón privado y acceso directo a la playa.
Y si de comer se trata, lo único que tienes que hacer es ordenar: el hotel cuenta con diferentes especialidades; regionales, nacionales, internacionales, y su exclusivo restaurante Alfredo Di Roma, para que disfrutes de su exclusivo Fettuccine, sin olvidar su variada cava.
  
                                                                                                         
  















miércoles, 14 de septiembre de 2011

Aeroméxico otorgará descuentos a adultos mayores

Édgar Rogelio Reyes
Mediante un convenio que tendrá vigencia hasta septiembre de 2012, Aeroméxico y el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), dieron a conocer que la aerolínea otorgará descuentos del 15%  a todos los adultos mayores que cuenten con la credencial  de dicha institución.
El descuento aplica sobre las tarifas publicadas tanto en Clase Turista como en Clase Premier en vuelos nacionales e internacionales y tiene como objetivo apoyar a la economía de los adultos mayores, además de estimular el turismo del país
Para hacer válido este descuento, la reservación y emisión del boleto deberá realizarse al mismo tiempo. Las tarifas aplicarán según la disponibilidad de la clase y de acuerdo con el tipo de cambio vigente al momento de la compra.
Para mayor facilidad, es posible adquirir estos boletos en Agencias de Viajes, oficinas de boletos de Aeroméxico, a través del Centro Nacional de Reservaciones de Aeroméxico.
Por su parte, el INAPAM informó que  promueve este descuento para que las personas de 60 años y más tengan la oportunidad de divertirse, visitar a sus familiares o conocer diferentes destinos turísticos.
Los pasajeros que presenten la tarjeta INAPAM durante el viaje, obtendrán beneficios adicionales  que van desde el 5%, de descuento, hasta la gratuidad en el acceso a hoteles, balnearios, cines, zonas arqueológicas, museos, teatros, espectáculos, paseos culturales, así como en el consumo en restaurantes.

 Para más información: www.inapam.gob.mx o llamando al 01 800 462 72 61.








Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More