jueves, 9 de febrero de 2012

Clínica del Viajero AICM, seguridad y prevención para los turistas

Juan Gerardo Reyes
Juan_ge@yahoo.com.mxEl turismo es una actividad que permite al ser humano conocer todo tipo de territorios, desde los más comunes hasta los más exóticos; entrar en contacto con personas diferentes y probar alimentos de gran variedad. Esta tarea fascinante entraña peligros, como el de contraer enfermedades, muchas de ellas graves e incurables.
La interconexión del mundo actual implica también riesgo de enfermedad, esto nos obliga a  vacunarnos oportunamente
En la gran mayoría de los casos, las patologías relacionadas con los viajes son infectocontagiosas, y las adquieren los turistas por el contacto de persona a persona, de un animal a una persona o de un vector a una persona. Tal es el caso de la influenza AH1N1, la polio o la fiebre amarilla.
Actualmente existe un amplio abanico de vacunas las cuales permiten prevenir las enfermedades, pero además, el conocimiento de las infecciones que el turista puede adquirir en determinado país.
Con base en ello, el Dr. Jorge Baruch Díaz Ramírez, responsable de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero (CAPV) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que en esta unidad, ubicada en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, las principales vacunas que se aplican son: hepatitis A y B, fiebre amarilla, sarampión, tétanos y tosferina, fiebre entérica (tifoidea), influenza estacional y pandémica, meningococo y poliomielitis. Y se prescriben medicamentos antimaláricos.
Estas vacunas y medicamentos cubren las necesidades más comunes de los diferentes tipos de viajeros que van, desde los turistas de negocios, los misioneros o voluntarios, así como aquellos que gustan de la aventura y la ecología. Y todos presentan necesidades diferentes.
En el primer caso, acota el doctor Baruch, son aquellos turistas que se hospedan en hoteles de diferentes categorías y viajan frecuentemente. En estos casos pueden sufrir de jet-lag, trombosis del viajero, trastornos del sueño, diarreas o problemas de la piel por sobreexposición al sol, por ejemplo.
Resulta un tanto más difícil la atención de los turistas de naturaleza, “simple y sencillamente porque entran en contacto con la flora y la fauna de un territorio especial, donde hay desde garrapatas hasta murciélagos”.
En el caso de los misionares o voluntarios debe tomarse en cuenta que se enfrentan a la problemática existente en la comunidad: tuberculosis, rabia, sarampión o influenza, por decir los menos.
En consecuencia, “nos atrevemos a decir que hay diferentes tipos de viaje y diferentes necesidades. Y no hay regiones más peligrosas una que otra, pero sí existen diversos lugares donde se asientan enfermedades que aquí desconocemos.
“Por consiguiente, nosotros ofrecemos orientar al viajero para que cuide su salud, hacemos el diagnóstico, aplicamos la vacuna, recetamos el medicamento, le damos seguimiento al paciente y lo dotamos, de ser necesario, de un botiquín con los fármacos elementales para su tratamiento.”
Aclaró que para conocer los problemas de salud más frecuentes al viajar, se debe tomar en cuenta el lugar que se va a visitar, la situación de salud de la población, y en caso de existir, los riesgos sanitarios y alertas epidemiológicas presentes. Por ejemplo: malaria, dengue, fiebre amarilla, encefalitis japonesa y diarrea, entre otros.
Finalmente, expresó que algunas vacunas son caras, pero necesarias. Y éstas, en la mayoría de los casos, deben aplicarse  diez días antes del viaje, el tiempo necesario para observar los efectos, principalmente los adversos.
Para no olvidar
*La Clínica de Atención Preventiva del Viajero, es una unidad autosustentable, por lo cual sus servicios tienen un costo de recuperación en tres categorías: público general, para estudiantes y personal de la UNAM y operadores turísticos.
*La consulta general es de 10 a 20 dólares; en caso de dotarlos de fármacos y vacunas, entre los 30 a 70 dólares.
*Para atención, consultas y citas previas, deberán acudir al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, terminal 2, puerta 5 Teléfono: (52 55) 2598 3550 capvunam@gmail.com
Zonas de riesgo
*Algunas son, por ejemplo: Sudamérica y una amplia franja media de África con la fiebre amarilla. Japón con la encefalitis japonesa, para la cual la vacuna es de difícil acceso y se debe valorar su aplicación por los riesgos que tiene ante posibles efectos negativos. En otras latitudes India, Paquistán y Afganistán padecen polio, mientras que en Estados Unidos y Canadá el riesgo es contraer la enfermedad de Lainer, infección transmitida por  garrapatas. 









0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More