martes, 24 de abril de 2012

Todo listo para la Travesía Sagrada Maya 2012


Édgar Rogelio Reyes


En este año tan especial para la cultura Maya, todo se reporta listo para que, por sexta ocasión, cientos de personas vuelvan a ser testigos de una de las más importantes celebraciones rituales de esta milenaria civilización, La Travesía Sagrada Maya.

Una recreación del recorrido que los antiguos habitantes del hoy estado de Quintana Roo, acostumbraban hacer de manera anual hacia la isla de Cuzami (hoy Cozumel), para conocer las predicciones del oráculo de la diosa Ixchel, y a su vez, hacer ofrendas a ésta divinidad en espera de un próspero año.


En esta ocasión, la recreación del mítico ritual se llevará a cabo del 17 al 19 de mayo y contará con la participación de más de 300 canoeros que se harán a la mar divididos en 30 embarcaciones, las cuales son también reproducciones exactas de aquellas utilizadas por los antiguos mayas.

Una aventura que se convierte también en un viaje al pasado, una representación que tiene por objetivo rescatar algunos de los rasgos y tradiciones de un pueblo milenario que sigue vivo y presente en la vida cotidiana de los mexicanos del sur, herederos directos de los mayas.

La travesía de este 2012 comienza comenzará con un antiguo mercado maya en donde los invitados podrán conocer de primera mano cómo era un mercado de la época prehispánica e interactuar con sus comerciantes, intercambiando productos por semillas de cacao (la antigua moneda). 

En este mercado se intercambian todos aquellos productos que según los escritos eran trasportados en las canoas hasta la isla de Cozumel para formar parte de la ofrenda a la diosa Ixchel. Con el atardecer comienzan las danzas rituales que preceden a la partida de los canoeros, los gemelos divinos (deidades) y los señores de la noche bailan al rededor de las fogatas a la espera del comienzo de la nueva era.

Luego, con los primeros rayos del sol de la mañana (5:30 am) los invitados a esta ceremonia dan la despedida  a los remeros que comenzarán con la bendición  de las jefes locales y sacerdotes, una largo y complicado trayecto hasta las playas de Cozumel.



Una vez llegados los remeros a la isla, la celebración comienza de nuevo pero esta vez para agradecer el favor de los dioses y el inicio de un nuevo ciclo.


Una travesía hecha para turistas


Como ya lo he anotado antes, esta es una recreación, la cual, si bien está basada en un hecho real, es un evento credo ex profeso para los turistas y promovida por el parque Xcaret, por lo que no se trata de parte de un ritual original o que forme parte de la vida cotidiana de una comunidad. Hago esta aclaración puesto muchas personas podrían pensar que se trata de algo original y no de un producto turístico.
 


Sin embargo, y con esta aclaración me parece que para algunas personas puede llegar a ser interesante este ejercicio  de “representación histórica” que bien vale la pena conocer para juzgar por uno mismo si es que vale la pena o no.








  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More