lunes, 13 de agosto de 2012

Mexicali, donde el turismo se funde con los negocios

Paisajes, gastronomía, turismo de aventura, economía vibrante y una atmósfera de tranquilidad y seguridad distinguen a esta próspera ciudad del norte
Redacción
En los últimos años Mexicali está llamando la atención de muchos inversionistas debido a su gran crecimiento económico derivado, en buena medida, de la gran cantidad de compañías nacionales e internacionales que han decidido convertirla en su sede.
Su industria manufacturera, principalmente de productos electrónicos, su  agroindustria y el turismo médico que ofrece, sólo por mencionar algunos, son los motores de desarrollo que la han catapultado hasta convertirla en una de las ciudades más prósperas del norte del país; en consecuencia, el turismo de negocios ha experimentado un importante crecimiento.
Gracias a su vocación agrícola y a la fertilidad de sus valles, floreció ­­--en los últimos años del siglo XIX— como una ciudad de negocios, cualidad que ha sabido conservar e incrementar, gracias a sus clusters, (complejos industriales diseñados para satisfacer distintas necesidades de la cadena productiva) que hoy en día se han convertido en su  sello distintivo.
Hacer un recuento por la historia de esta ciudad, es transitar por un camino de éxitos que comenzó con el algodón y que creció hasta conquistar el desarrollo de la industria aeroespacial, dedicada a la construcción de partes de avión.  
Pero su mayor acierto fue desarrollar un abanico muy amplio de posibilidades industriales en el que se distinguen poco más de 50 distintos tipos de cultivo; ganadería, exportación de productos electrónicos, maquiladoras, turismo médico y muchos otros más. Otra cualidad es que ha sabido explotar su posición geográfica y sacar provecho del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
No en balde, esta ciudad alberga en el mes de marzo la más importante exposición agropecuaria y de pesca del país: AgroBaja, la cual recibe cerca de 50 mil visitantes en tan sólo tres días.
El turismo médico y las convenciones
El turismo médico merece mención especial, ya que es uno de los segmentos más vibrantes de Mexicali y uno de los que sin duda tiene mayores posibilidades de crecimiento en los próximos años.
En muy corto tiempo esta capital ha tomado una insuperable ventaja sobre muchas otras del país, y se ha posicionado como uno de los mejores destinos médicos que cuenta con un transporte especial para sus turistas (pacientes) desde los Estados Unidos. Innovación, entre muchas otras, que le han valido ser considerado por el periódico New York Times, como un nuevo destino médico internacional.
Miles de turistas médicos, provenientes, principalmente de los Estados Unidos, cruzan la frontera en busca de precios más accesibles para los más diversos tipos de tratamientos; desde dentales, hasta procedimientos quirúrgicos complejos como liposucciones o un by pass gástrico, entre otros.
Pero no sólo eso, la atmósfera de tranquilidad y seguridad que aquí se percibe, contrasta  marcadamente con lo que sucede con otras ciudades fronterizas, razón por la cual, ciudadanos del vecino país del norte acuden con mayor frecuencia en busca de mejores alternativas médicas
La creación de moderna infraestructura médica, sumada a la gran calidad y competitividad de los galenos  mexicanos, es otro punto a destacar. Se calcula que el año pasado poco más de 150 mil pacientes cruzaron la frontera solicitando atención médica especializada.
En lo que toca a los congresos y convenciones, cuenta con una excelente infraestructura  hotelera que en total suma: 1,800 habitaciones además de diversos recintos cerrados con capacidad para alojar hasta 3 mil personas
Cuenta con un Centro de Convenciones de 3,600 metros cuadrados en el Centro Estatal de las Artes con capacidad para 3 mil asistentes.
Un destino joven y espectacular
El auge económico de Mexicali viene aparejado a una importante y muy variada oferta turística, gastronómica y de entretenimiento para todos los gustos: sol y mar, turismo de aventura, ecoturismo, carreras de autos, gastronomía, compras y vida nocturna.
Y si de actividades hablamos, los escenarios no se quedan atrás, este destino ofrece una extraña y seductora mezcla de desiertos, valles y montañas difíciles de encontrar en otro lugar.
Uno de ellos es San Felipe, una antigua comarca de pescadores que con el tiempo se ha convertido en uno de los más importantes atractivos de la zona, gracias a su peculiar belleza. San Felipe es un ejemplo de los fascinantes paisajes que sólo la península de Baja California puede regalar.
La llamativa conjunción de dos ecosistemas totalmente opuestos, que unidos, forman un paisaje que asombra: por un lado las imponentes montañas y valles desérticos y, por el otro, las extensas playas del Mar de Cortés. Tonos ocres de arcillosa textura se combinan armoniosamente con los profundos azules de un mar calmo que invita a la contemplación.
Un mar que curiosamente se caracteriza por sus aguas cálidas tan apreciadas por miles de turistas que visitan este lugar cada año.  
Dos mundos disímiles separados por una pequeña franja de tierra. Dicen los más asiduos que esta belleza lleva a la incredulidad cuando los picos de aquellas montañas se cubren de nieve en los meses de heladas, extremos fascinantes de un mismo destino
A escasos 20 minutos de San Felipe, por carretera, se encuentra el Valle de los Gigantes, un lugar de ciencia ficción, hogar de centenarios cactus (cardones) que llegan a medir más de 15 metros. Imponentes colosos de espinosa estampa cuya monumentalidad provoca, que cientos de visitantes, de los más diversos orígenes, organicen excursiones sólo para disfrutar de un atardecer en las áridas entrañas del placido desierto.
Teniendo como escenario el Mar de Cortés, las actividades acuáticas como el kayak o el buceo son parte de los recorridos que más buscan los visitantes. Igualmente, para los amantes de la pesca deportiva, San Felipe es un destino ideal, ya que es posible encontrar especies como la sierra, la corvina y el lenguado.
El desierto, por su lado, también tiene sus encantos y es el escenario perfecto para que los amantes del turismo de aventura den rienda suelta a sus gustos: recorridos en cuatrimotos, ciclismo a campo traviesa o rapel, todas por demás llamativas y excitantes.
Y qué decir de las famosas carreras en vehículos cuatro por cuatro a campo traviesa, mejor conocidas como “off road” (de nivel internacional), un espectáculo que despierta la pasión y el entusiasmo de cientos de aficionados amantes de la velocidad y la naturaleza.
Dicen que un viaje no puede estar completo sin una buena gastronomía, en este sentido, vale la pena decir que Mexicali se caracteriza por tener una cocina sobresaliente, especialmente en lo que se refiere a la comida china, la cual es considerada como la mejor del país.
Es pertinente mencionar que la cultura china podría ser considerada como una de las raíces de Mexicali, debido a la enorme oleada de inmigrantes de esta nacionalidad que comenzaron a llegar al territorio a finales del siglo XIX.

De modo que encontrar restaurantes de incuestionable calidad de ésta y otras especialidades es tarea fácil. Un ejemplo de esta diversidad culinaria es la famosa comida bautizada como Baja Med; por ser una mezcla de cocina mexicana, china y mediterránea, con una variedad de vegetales y frutas, la cual ha comenzado a llamar la atención internacionalmente.
Ya sea por su gastronomía, por su historia, por sus paisajes, o por la hospitalidad de sus habitantes, Mexicali es una ciudad de contrastes que vale la pena visitar.



Datos

En 2013, Mexicali será la sede del Foro Global de Turismo Médico, el segundo más importante de Latinoamérica.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More