miércoles, 10 de octubre de 2012

Coyoacán en 45 minutos

Tres cuartos de hora es muy poco para conocer los múltiples lugares históricos que el legendario y elegante barrio de Coyoacán ofrece a sus visitantes; pero son suficientes para despertar el interés y regresar a conocer uno por uno

Ma. Consuelo Contreras E.
conny@confinesturismo.com
Fotos: Sara Escobar

Frida se llama el colorado y coqueto tranvía que pasea por el corazón mismo de Coyoacán; un recorrido por el tiempo que empieza desde que era una villa al sur de la capital mexica, fundada por los toltecas a finales del siglo VII; según las referencias de Francisco Sosa, historiador y periodista mexicano que vivió la mayor parte de su vida en Coyoacán, el barrio de sus amores.

Subirse en Frida es una agradable experiencia: primero hay que esperar a que se junten cuando menos quince personas para emprender el viaje; una vez iniciado, el guía empieza su narración en español; porque si alguien requiere de otro idioma (inglés, francés o japonés), hay que hacer reservación.
La ruta está conformada por lugares de interés, casi todos ubicados en el centro histórico de la ahora delegación. El guía se esmera por contar la basta historia de cada uno de los sitios que se visitan, y aunque somera, la narración sirve para despertar el interés de los asistentes y provocar el deseo de regresar a hurgar un poco más en su interior.
Museos como el de Frida Kahlo, León Trotsky y el de la Acuarela están incluidos en el trayecto y vale la pena adentrarse en ellos. Un plus del recorrido es que en la casa museo de Frida Kahlo se hace descuento con el boleto del recorrido.
La plaza de Santa Catarina y la Conchita, ambas con sus atractivas y antiguas capillas, han sido fieles acompañantes de distinguidos moradores de esta delegación; entre ellos José Chávez Morado, Gerardo Murillo (el doctor Atl), Dolores del Río, Emilio, Indio, Fernández, Frida Kahlo, Manuel Álvarez Bravo, Diego Rivera, León Trotsky, José Gorostiza y Rufino Tamaño, entre otros.

Calle de hermosas casonas
Bellas e impenetrables casonas coloniales ubicadas sobre su calle principal, Francisco Sosa (antiguamente calle Real), son presumidas por el guía quien hace énfasis en La Casa Alvarado: una quinta colonial del siglo XVIII cuya fachada está adornada por ajaracas (líneas blancas realzadas sobre fondo rojo, muy utilizadas en las construcciones de tipo árabe mudejar).
Fue en esta casona donde el poeta mexicano Octavio Paz vivió sus últimos días y actualmente alberga a la Fonoteca Nacional.
Sobre esa misma calle, en el número 38, está la casa donde vivió Francisco Sosa Escalante: notable escritor y gran amigo de Porfirio Díaz que fungió como cronista durante el acto donde Carmen Rubio de Díaz colocó la primera piedra de la colonia El Carmen, uno de los barrios más famosos de Coyoacán; bautizado así en honor a su madrina, la esposa del presidente Porfirio Díaz.
Otra residencia famosa en Coyoacán fue la de Salvador Novo, y aunque no se ubicaba sobre esta interesante calle, es importante saber que este poeta y cronista de la ciudad durante el periodo de Gustavo Díaz Ordaz, vivió en la casona donde ahora está el Hábito, conocido bar comandado por Jesusa Rodríguez, actriz que rescató la casa, de la cual sólo se conserva su fachada original.


Qué bella casa la de Fernández Leal 31
Construida en 1902 a base de ladrillo y estuco en piedra, la casa de Fernández Leal 31 está inspirada en una escenografía de la opera Otelo, por eso se le conoce como La casa Otelo y alberga la Escuela Superior de Música.
A los Viveros de Coyoacán también nos llevó Frida, un espacio con 110 años de historia fundado por el ingeniero Miguel Ángel de Quevedo y ubicado en la colonia el Carmen. Más de cuatro mil hectáreas de árboles que antes pertenecieron al rancho de Panzacola protegen a los casi mil visitantes que recibe diariamente.

Coyoacán en palabras de Salvador Novo
“Y ahora, que en nombre de la Primavera me perdone Xochimilco; pero al entrar en Coyoacán, llegábamos a la incomparable residencia del papá de la primavera".








0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More