miércoles, 3 de octubre de 2012

Una historia de arte, tequila y madera


“Lo que no vale nada; al ser tocado por el artista se convierte en arte; y por consecuencia adquiere un valor”: Joel Rendón

Ma. Consuelo Contreras E

La cita fue en el antiguo Palacio de las Comunicaciones, hoy Museo Nacional de Arte (Munal), en el corazón del centro histórico de la Ciudad de México. Fue el Salón de Recepciones, uno de los más bellos del recinto, el que abrió sus puertas para recibir a medios de comunicación, barricas de madera, artistas y directivos de Casa Herradura.
¿El motivo? Dar a conocer cómo Tequila Herradura festejará su 142 aniversario. 142 años de elaborar una bebida artesanal conocida en todo el mundo, añejada en barricas de roble blanco que sobrepasan los 30 kilos y llegan a contener hasta 220 litros de esa bebida: tan rica y emblemática para los mexicanos.
Barricas que, cuando ya no le impregnan al tequila el aroma tan singular que le confieren, porque han cumplido su ciclo de vida, se destinan para otros usos o simplemente se desechan.
Pero eso era antes, porque el año pasado sus directivos tuvieron la genial idea de festejar su 141 aniversario con 141 barricas vacías que ofrecieron a reconocidos artistas plásticos tapatíos para que plasmaran en ellas su creatividad: no hubo reglas ni restricciones, la única consigna era donar su trabajo para que Casa Herradura le diera promoción.

Éxito rotundo
La respuesta fue inmediata. Con gran entusiasmo 141 artistas respaldaron el proyecto. Al concluir, las barricas se expusieron en los lugares donde se realizarían los Juegos Panamericanos, en Guadalajara, Jalisco.
Después, las 141 barricas fueron subastadas y los fondos recolectados se donaron a distintas instituciones de ayuda.
Con ese antecedente, este año, los directivos de Casa Herradura decidieron invitar a 44 artistas reconocidos (José Luis Cuevas, Martha Chapa y Gabriel Macotela, entre otros) y 98 emergentes para que le dieran continuidad al proyecto.
Todo seguirá igual, sólo que esta vez la sede será la Ciudad de México: se convocó a los artistas, se enviaron las barricas, los creativos les imprimieron  su arte, se exhibirán  al público en lugares reconocidos, se subastaran y las ganancias obtenidas se canalizarán a distintas fundaciones.

Con el lema “Tequila, símbolo de autenticidad”, 142 barricas fueron  modificadas para hacer arte con ellas: 142 inspiraciones, 142 corazones ayudando, 142 pasiones desbordadas en la madera.

La experiencia
Ideas, colores, composiciones: 142 inspiraciones sugeridas por el aroma del tequila.  Algunos artistas  abrieron la barrica, otros la taladraron, unos más  la cubrieron con tela, otros con metales o con corazones; como sea, pero todos fueron fieles a la mexicanidad.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More