viernes, 30 de noviembre de 2012

La Villahermosa de Carlos Pellicer luce un nuevo rostro



Importante centro de negocios y punto estratégico para conectar la Ciudad de México con el sureste, Villahermosa hoy redescubre su vocación turística y se define como la puerta de entrada al Mundo Maya

Juan Gerardo Reyes
Enviado/Villahermosa, Tabasco
juangerardo@confinesturismo.com

La vocación petrolera de Tabasco opacó durante mucho tiempo aspectos que hacen de Villahermosa, su capital, un importante destino turístico donde bien se combinan la flora y la fauna con la arquitectura, las tradiciones y la gastronomía; tan bien que no sólo hacen honor a su nombre, sino que la hacen única en el mundo.
Atrás quedaron las imágenes de inundaciones y desastres que tuvieron en jaque a esta región sureña del país. Hoy Villahermosa ofrece un nuevo rostro a sus visitantes, con modernas avenidas y museos, parques, zoológicos y un remozado centro histórico.  
Al llegar a esta ciudad de intensos tonos de verde, nos quedó muy claro por qué Tabasco es sinónimo de agua. Sí, porque Villahermosa literalmente es una isla.

“Villa Hermosa de San Juan Bautista” fue su nombre original; hoy también conocida como la esmeralda del sureste. Fundada por un grupo de españoles que huían de los piratas en 1557, esta Villahermosa desde entonces ha vivido entre lagunas: la de las Ilusiones, del Espejo, de la Aduana, de la Covadonga, del Negro y del Camarón, son algunas que destacan por su extensión.
Pero además de sus bellezas naturales, Villahermosa también es un centro de negocios, un punto estratégico que conecta a la Ciudad de México con el sureste y, al mismo tiempo, con el Mundo Maya.
La secretaria de Turismo del estado de Tabasco, Yolanda Osuna Huerta, manifestó ante Confines su orgullo y satisfacción por el trabajo efectuado en el centro histórico de la ciudad; además dice que: “hoy, propios y extraños pueden disfrutar de una nueva ciudad”.
Y cómo no; si plazas, parques y jardines fueron restaurados. Viejas casonas del centro histórico hoy son librerías, casas de cultura o simplemente agradables y acogedores cafés. Las fachadas fueron pintadas de vivos y variados colores.
Los pasos peatonales fueron adoquinados para que familias enteras disfruten de un espectáculo circense o un conjunto de música tropical. Trabajos en los que se incluyó la Plaza de Armas, la del Bicentenario y el Paseo Tabasco.

Los parques de Villahermosa
Grata experiencia resulta recorrer los múltiples atractivos del parque que hoy lleva el nombre de su fundador: Tomás Garrido Canabal. Su Mirador de las Águilas, a 50 metros de altura, permite apreciar la majestuosidad de la laguna de las Ilusiones y el movimiento de la ciudad; también cuenta con museos, un zoológico, fuentes, juegos infantiles y salones de convenciones.
El Parque-Museo de la Venta es un sitio único; en especial por encontrarse al aire libre y por albergar la más grande colección de piezas de la cultura olmeca encontradas en la zona arqueológica de La Venta, en Huimanguillo .
También es famoso porque fue diseñado, organizado y montado por el poeta tabasqueño Carlos Pellicer.
La extensión de este parque es de 6.8 hectáreas y, durante un recorrido de dos kilómetros, se aprecian las cabezas colosales de fuertes rasgos estéticos, altares tallados en piedra con efigies de gobernantes, piedras recortadas y talladas dispuestas a manera de pisos formando mosaicos con figuras.
También se encuentran grandes mascarones y restos de la cubierta de una tumba olmeca a base de grandes columnas basálticas, entre los que se destacan la cabeza de jaguar, el mono mirando al cielo, el jaguar humanizado, el gran altar, el mosaico de jaguar, el rey, el altar con ofrenda, la abuela, la cabeza de viejo y el altar del sacrificio infantil.
Complementan su contenido alrededor de 650 especies de fauna viva, entre mamíferos, aves y reptiles; además de la flora representativa de la región tropical.
A pocos metros del parque se encuentra la laguna de las Ilusiones, donde se aprecia un espectáculo de fuentes danzarinas y los fines de semana se lleva a cabo una presentación de transformes.
Permanentemente se puede visitar el Museo Elevado de Villahermosa: obra del arquitecto Enrique Norten (autor de obras como The Ivy en Monterrey o el Clinton Park en Nueva York), con exposiciones de arte moderno donde escultores de gran prestigio, como Sebastián o Juan Soriano, han exhibido su obra.

Pellicer y su museo
El Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara está ubicado en la ciudad, en un moderno edificio de tres plantas, donde en seis de sus salas se exhiben piezas arqueológicas de las culturas teotihuacana, totonaca, mixteca, zapoteca, tolteca, maya, olmeca y mexica.
Si bien es cierto que en Villahermosa no hay vestigios coloniales, también es cierto que su oferta cultural y arquitectónica es muy amplia para que el turista disfrute la ciudad. Por eso, un día no es suficiente para recorrer y conocer la iglesia de la Concepción, la Catedral, el Museo de Historia de Tabasco, la Casa de la Cultura Carlos Pellicer y el Museo de Historia Natural, por mencionar algunos de los tantos sitios de interés que hay en la ciudad.
Cierto, Tabasco es un edén. Y Villahermosa…La esmeralda del sureste.

Cómo llegar
Para llegar a Villahermosa desde la Ciudad de México puede ir por vía aérea o por tierra, tomando la carretera Puebla-Veracruz- Villahermosa, donde hará un promedio de 8 horas de recorrido.

Dónde comer
La oferta culinaria en Villahermosa es abundante, pero sólo nombraremos un par de muy buenos sitios: Restaurante el Edén, de cocina regional, ubicado en Paseo de la Choca 126, en Tabasco 2000; teléfono (993) 316 8148. La Montería, de cocina internacional, ubicado en 5 de Mayo 436, centro histórico; teléfono (993) 312 5597.

Dónde hospedarse
En Villahermosa hay gran variedad de hoteles; desde tres estrellas hasta cinco y gran turismo. Un ejemplo es el Hotel Hyatt Regency, que por su servicio y ubicación es muy recomendable: avenida Juárez 106 colonia Lindavista; teléfono (993) 310 1234, villahermosa.regency@hyatt.com



Otros Datos
-En el Museo de la Venta se encuentran las cabezas colosales que pesan entre 6 y 33 toneladas y que ahora son emblema de Tabasco
-Una de las piezas de mayor importancia que se exhibe en  El Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer es el monumento 6 de El Tortuguero, en el que se menciona que el 21 de diciembre del 2012, de acuerdo a la cosmovisión maya, será el término e inicio de un nuevo ciclo.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More