viernes, 4 de enero de 2013

Los naranja, los verdes y los azules del Presidente Intercontinental Cancún

Ma. Consuelo Contreras Esquivel

Los tonos naranja y ocre que distinguen al Hotel Presidente Intercontinental Cancún se dejan ver desde que uno pisa su amplia, fresca y decorada recepción; en cuyo fondo se distinguen dos de los espacios más confortables de este lujoso hotel: El Café y El Tequila Bar, con sus grandes ventanales que llevan al huésped hasta el mar.
Colorido y diseño se unen para recibir a los huéspedes que buscan descansar en este alojamiento: uno de los pocos sitios en Cancún que se han resistido al all inclusive, porque, a decir de sus directivos, eso les permite ofrecerles a sus clientes uno de sus principales atributos: su alta calidad gastronómica.

El Café es un acogedor lugar donde bien se puede disfrutar de una gran variedad de tés y cafés, o de un delicioso desayuno. A unos cuantos pasos, entre macetones, palmeras y vidrieras, está el Tequila Bar & Terraza: sitio idóneo para que en la Hora Feliz (de 19 a 20 horas), los que saben de tequilas caten algunas de las más de 600 variedades que ahí se exhiben en amplia vitrina.  
El colorido que caracteriza al hotel, suavizado con el beige y el verde limón para lograr un agradable contraste, está presente en cada uno de los dormitorios de los dos edificios que conforman la propiedad. Todas las habitaciones (suites, suites de lujo y suite presidencial) están decoradas en estilo mexicano, provistas de una variada  iluminación artificial, para que el cliente elija la que más le acomoda de acuerdo al momento que vive.
En la reciente remodelación hecha al edificio horizontal se cuidaron algunos detalles; como orientar todas las camas hacia el mar, con la finalidad de que el fascinante azul del Caribe no se pierda nunca ante  los ojos del huésped, aun si está acostado.
Con la misma intención se remodelaron los baños. “Incorporamos el baño a la habitación y tuvimos cuidado para que, desde la ducha, nuestros clientes pudieran ver el mar”. Señaló Nathalie Urban, gerente general del hotel.

Una playa de sueño
El ambiente que prevalece en el hotel es de completa paz y tranquilidad; sensación que se incrementa cuando los pies y el cuerpo tocan la fina y blanca arena de la playa, considerada la mejor de Cancún por su estratégica ubicación que la resguarda de los huracanes.
Es en este lugar donde se llevan a cabo las actividades más emotivas: bodas, banquetes, cenas, actividades para los niños, y competencias para jóvenes y adultos. Es el sitio preferido de grupos y convenciones, ya que el sonido de las olas del mar junto con su agradable brisa son el marco perfecto para las conferencias y exposiciones.

Gastronomía en palapas
Ofrecer experiencias verdaderamente auténticas de la cultura local es el cometido del Hotel Presidente Intercontinental Cancún, y lo cumple muy bien. Las altas y atractivas palapas, propias del Caribe, resguardan uno de los principales atributos del hotel: su gastronomía.
Y es que su cocina está a cargo de uno de los chefs más reconocidos por la marca Intercontinental Cancún Resort, quien distinguió a Rubén Darío Sesma como el mejor chef del 2012.


El restaurante Caribeño, el Caña Brava, el Deck Bar, el Tequila Bar y El Café son los sitios donde los huéspedes disfrutan de las delicias que Rubén Sesma y su equipo preparan, lo mismo platillos regionales que internacionales.
Uno de los guisos platillos que ha dado fama local y nacional al restaurante El Caribeño, es la cola de langosta caribeña: un regalo al paladar preparada a la parrilla, a la mexicana (en salsa de tamarindo) o a la caribeña.

Cocinando con el chef
Bajo la asesoría de Sesma los huéspedes descubren los secretos culinarios y preparan diversos platillos mexicanos, toda una experiencia que debe disfrutarse. Las clases son de lunes a viernes de las 12 a las 13 horas y el cupo es limitado, por lo que es necesario reservar. El costo por persona es de 180 pesos.
Al término de la clase los alumnos ingieren lo que han preparado, eso sí, aderezado por “el toque del chef”: un detalle culinario que no puede faltar.

Datos

Golf en los mejores campos
Con espectaculares paisajes y naturaleza abundante, donde iguanas, garzas y mapaches corren por los greens, los huéspedes del Intercontinental Presidente  disfrutan de reconocidos campos de golf como el Golf Pok ta Pok, diseñado por Robert Trent Jones, ubicado a un lado del hotel.
Líneas
¡La cola de langosta a la mexicana es sorprendente¡
¡Qué azules los azules del Caribe¡







0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More