martes, 11 de febrero de 2014

60 Aniversario del Carnaval de Invierno de Quebec


Redacción
info@confinesturismo.com
Fotos Cortesía Turismo Quebec

Durante 15 días, personas de todas las edades toman las calles y las plazas para demostrar que en Canadá, el invierno, más que un problema, es una celebración

Los cientos de despreocupados quebequenses que caminan por las calles, no parecen advertir ni por asomo el frío que congela y agobia a todos aquellos que no hemos nacido en esta parte del mundo; para ellos, las temperaturas congelantes no tienen ninguna importancia, mientras que para nosotros, salir a dar un paseo se convierte en toda una odisea. A pesar de ello, es época de carnaval, y quedarse en casa sería una actitud impensable.   

Este año se celebra el 60 aniversario del Carnaval de Invierno de Quebec (del 31 de enero al 16 de febrero) y, como es habitual, la ciudad cobra una vida inusitada a pesar del frío y la nieve. De hecho, son estos dos factores las verdaderas estrellas del carnaval, pues si no existieran, las decenas de actividades que se organizan durante los 15 días que dura el festival, simple y sencillamente no se realizarían.


Ya sea que se trate de deportes invernales, una carrera de canoas sobre el hielo, o una competencia de trineos de perros; todo está pensado para conquistar el ánimo de los asistentes y disfrutar de la belleza tan particular del hielo y la nieve.

Es cierto, las cálidas temperaturas veraniegas se extrañan, pero en su lugar, la suave textura de la nieve da pie a una atmósfera muy particular, donde la ciudad cobra un nuevo matiz, sin sacrificar por un segundo su belleza.

Entre música y juegos

Cubierta de blanco, la vieja ciudad amurallada sigue conservando ese aire acogedor y  romántico que se entremezcla con la algarabía, la música, los juegos al aire libre y el bullicio de miles de personas que literalmente toman por asalto las plazas públicas, para dejar patente que en Canadá, el invierno más que tristeza, trae consigo alegría, movimiento y deseos de competir.

Una celebración pensada para visitantes y locales. Entre caribous, (una combinación de brandy, vodka y jerez) y fuegos artificiales, miles se congregan en los parques, en los restaurantes y bares, en las avenidas; de día o de noche, cualquier momento es propicio para disfrutar de éste, que es el festival de invierno más importante del mundo.


Durante estos días el Parc des Champs-de-Bataille o Parque de los Campos de Batalla, es quizás el lugar donde mayor cantidad de gente se congrega para disfrutar de la fiesta; niños, adolescentes, adultos y abuelos, no importa la edad, lo importante es formar parte de alguna de las actividades; ya sea deslizándose sobre una llanta de hule por la pendiente de una colina o formando parte de un equipo improvisado de jokey sin patines.

Sin duda, otra de las grandes atracciones del carnaval de Quebec es el concurso internacional de esculturas de hielo, que se realiza cada año, transformando a la ciudad en un enorme museo al aire libre, donde los artistas del hielo hacen de este efímero material, su herramienta para crear las más impresionantes y monumentales estructuras.

Es por todo esto que el carnaval se ha convertido, con los años, en uno de los eventos más importantes de la  temporada, y actualmente es motivo de que la ciudad reciba más de un millón de visitantes de todas partes del mundo.



 Diversión para los pequeños

Durante el carnaval, cada rincón de la ciudad alberga una nueva experiencia, y en esta ocasión el Barrio Petit-Champlain, Plaza Royale y Viejo Puerto se convierten, escenario de espectáculos de música tradicional, un bar de hielo, así como una cabaña de azúcar para la diversión de los más pequeños.  

Por su parte, el barrio Faubourg Saint-Jean ofrece paseos mágicos en el tren de Dupuis & Frères para los niños, animación, teatro en la calle, juegos inflables y carros alegóricos.

Mientras, otra de las avenidas más emblemáticas de la ciudad; la Cartier, se convirtió, por unos días, en una fantástica aldea llena de muñecos de nieve y esculturas, así como de una exposición temporal sobre la historia del Carnava

La Efigie, tu pasaporte
Si estás interesado en alguna vez visitar Quebec durante el carnaval, recuerda que puedes adquirir, la Efigie, un distintivo de acceso a todas las actividades, además de ofertas especiales y rebajas para sus portadores. La puedes adquirir en la mayoría de los grandes hoteles de la ciudad o bien en grandes comercios.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More