jueves, 2 de julio de 2015

República Dominicana, una opción diferente para el turismo de reuniones

Catedral de la Encarnación
Fotos: cortesía MINTUR República Dominicana


Redacción

Aunque la República Dominicana es bien conocida como un destino de placer, principalmente gracias a sus bellezas naturales y su historia centenaria, la nueva apuesta de este destino caribeño se centra en el turismo de congresos, un segmento que a decir de sus autoridades turísticas, están preparados para recibir de la mejor manera.

El turismo de reuniones y convenciones es uno de los principales motores de desarrollo turístico para el país y un importante generador de ingresos, empleos e inversión extranjera.

De acuerdo a estadísticas del Banco Central de República Dominicana, durante el 2014, el país recibió más de 105 mil turistas de conferencias, convenciones y negocios, ello derivado de la labor de promoción que en los últimos años se ha hecho en mercados como los Estados Unidos, América Latina y Europa.

 “Nuestro país ofrece una gran diversidad de destinos e infraestructura para cualquier tipo de evento”, dijo Magaly Toribio, Asesora de Marketing de MITUR. “Podemos brindar servicios a grupos de todo tamaño y satisfacer todas las necesidades que puedan tener nuestros visitantes de este segmento para crear experiencias productivas y memorables”.

Además de un clima privilegiado y atracciones naturales y culturales, cada región del país ofrece una experiencia diferente y personalizada que contribuye al éxito de eventos de cualquier magnitud, desde el más grande al más chico.



En cada destino existen hoteles con salas de convenciones de diferentes capacidades y personal capacitado para coordinar actividades y sugerir el local ideal para cada evento. Punta Cana y Santo Domingo, por ejemplo, son los destinos ideales para reuniones de más de 1.000 personas.

Santo Domingo es conocida como la ciudad más cosmopolita del Caribe y se destaca por su historia, oferta gastronómica y cultura, mientras que Punta Cana es reconocida mundialmente por sus deslumbrantes playas y hotelería de primera.

Para reuniones de tamaño mediano, Puerto Plata, La Romana y Bayahibe son las mejores opciones. Puerto Plata, por ejemplo, es un destino de primera clase para eventos deportivos, y La Romana cuenta con famosos campos de golf para disfrutar al máximo del tiempo libre, mientras que el área turística de Bayahibe es un  pueblo de pescadores que destaca por sus playas y excelentes puntos para hacer buceo.

Si las reuniones son pequeñas, los destinos de Samaná o Santiago son los recomendados. En Samaná abundan las excursiones naturales y actividades que se pueden disfrutar en grupo, mientras que en Santiago se puede disfrutar de auténticos restaurantes, cultura, tiendas, vida nocturna, y los mejores cigarros del país.

Jarabacoa, Constanza y Barahona complementan la oferta de los principales destinos y garantizan fomentar el espíritu de equipo con actividades como escalar los picos más altos del Caribe, hacer surf y caminatas por las áreas más verde de República Dominicana.


El país, también, cuenta con un muy aceptable sistema de autopistas, una ventaja definitiva a la hora de planificar actividades antes y después de una convención, además, la cercanía de los destinos permite que los visitantes disfruten al máximo de las diferentes experiencias que ofrece el país.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More