lunes, 8 de mayo de 2017

Casa Tara, un rincón para la espiritualidad en La Paz

Fotos Cortesía Casa Tara


Un nuevo concepto de hotel llega a La Paz, especialmente pensado para aquellos viajeros que gustan de ambientes mucho más relajados y actividades que les permitan verdaderamente desconectarse del mundo exterior.  Ubicado a 35 minutos de La Paz frente a la Isla Cerralvo, el santuario Casa Tara abre sus puertas para brindar una guía espiritual y fomentar la salud física y mental de sus huéspedes.

Casa Tara busca convertirse en un templo para todos aquellos que busquen refugiarse de la vida agitada y disfrutar de un ambiente Zen a la orilla de la hermosa Bahía de La Ventana. Los visitantes quedarán cautivados por las vistas panorámicas de la bahía, las sierras cercanas, la Isla Cerralvo así como con la enorme diversidad de cactus que tiene la región.

Su estilo Arquitectónico y decorativo recuerda una fusión entre lo mediterráneo y la cultura oriental que hacen de sus habitaciones, con capacidad únicamente para 24 huéspedes, un rincón muy acogedor con un marcado ambiente de privacidad y quietud las 24 horas del día. Cada habitación cuenta con vista al mar, ideal para satisfacer a todos los sentidos.

El Santuario busca la armonía  entre la naturaleza y el ser humano, por lo cual utiliza energía solar renovable y sus materiales de construcción fueron seleccionados meticulosamente para no impactar al medio ambiente negativamente.

Casa Tara también cuenta con su propio restaurante, La Moringa, donde se puede disfrutar de una saludable selección de comida vegana, vegetariana y mariscos frescos. Los salones Palapa y Ananda son salas dedicadas al desarrollo personal donde se practica yoga y meditación, y el spa Kalal para gozar de masajes y actividades de relajación.


Y aunque es cierto que el objetivo principal de esta propiedad es el fomento de la relajación a través de actividades como la yoga y la meditación, existen muchas otras actividades para realizar en La Ventana, desde deportes como el kayak, buceo, freediving, esnórquel y paddle board. 


De la misma manera es grato dar caminatas por la playa, tomar baños de sol o realizar recorridos en bicicleta de montaña por los silvestres rincones de esta playa bajacaliforniana. Las aguas de La Ventana son por demás cristalinas y eso permite una gran visibilidad, lo cual  garantiza poder contemplar la rica biodiversidad del Mar de Cortés



0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More